El lunes recién pasado, el centro barcelonés del Fomento de las Artes y del Diseño, FAD, nombró al ex rector de la Universitat de Vic-Universitat Central de Catalunya, director de la Cátedra de ESADE de Gestión del Diseño, doctor ingeniero, docente y emprendedor, Jordi Montaña, como su nuevo presidente. Durante una junta directiva integrada, entre otros miembros, por Nani Marquia, Jordi Montaña explicó su visión y los objetivos para su período:

¿Cómo ves el sector del diseño en Barcelona en la actualidad y qué crees que habría que hacer para potenciarlo?
JM: El diseño en Barcelona está en continua ebullición y en relativa buena salud, pero debe salir hacia fuera del propio sector y proyectarse a la sociedad. Debemos dar notoriedad al diseño. Todo lo que nos rodea está diseñado: ¡¡que todo el mundo sea consciente!!

¿Qué papel debe jugar el Disseny Hub Barcelona en la ciudad y qué papel debe tener el FAD en este espacio, en tu opinión?
JM: El Disseny Hub Barcelona es una estructura de referencia en el ecosistema cultural de la ciudad y el FAD debe ser el dinamizador y el principal creador de contenidos en los campos de las artes y el diseño, en colaboración con las otras instituciones del Hub: el Museo del Diseño y el BCD. El Disseny Hub Barcelona debe sumarse a otras instituciones para hacer de Barcelona una ciudad creativa capaz de atraer más talento y ser un foco de innovación, que es fuente de riqueza para sus ciudadanos.

Fuiste presidente de ADI-FAD entre 1995 y 1997, por lo que conoces perfectamente la entidad. ¿Cómo ves el FAD en la actualidad, respecto a aquella época? ¿Cómo valoras el trabajo hecho en los últimos años y qué líneas de actuación de juntas anteriores crees que valdría la pena continuar trabajando?
JM: El FAD tiene 115 años y lo han hecho multitud de personas en diferentes momentos y diferentes situaciones y ha llegado hasta aquí con buena salud. La nueva junta se propone construir sobre lo que han hecho las otras juntas con ánimos renovados por el crecimiento sostenible de la institución y su proyección en la sociedad.

Jordi Montaña en junta directiva del FAD

¿Nos podrías explicar los principales objetivos que quieres que el FAD alcance en los próximos años y algunas ideas para llevarlos a cabo?
JM: Queremos ser la primera entidad de promoción de las artes y el diseño de todo el estado y, en consecuencia, de Cataluña y Barcelona, y una referencia internacional. Queremos actuar coordinadamente con otras instituciones, que ha sido uno de los valores del FAD (recordemos el GATCPAC) y queremos hacerlo con un espíritu de servicio a toda la sociedad, un espíritu que caracteriza al FAD y, más concretamente, con el compromiso de seguir los diecisiete objetivos de desarrollo de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Algunas ideas de cómo hacerlo: aumentando la notoriedad del FAD y definiendo con claridad su imagen; ampliando su ámbito geográfico de actuación (desde lo local a lo global); incrementando el número y la diversidad de socios involucrados en las actividades, sobre todo los jóvenes; desarrollando acciones de relación y presencia en todas las instituciones; definiendo acciones para captar recursos vía subvenciones, mecenazgo, patrocinios, proyectos y servicios; mejorando la comunicación externa e interna; haciendo más eficaz aún la organización interna; reconociendo y aprovechando la experiencia de las juntas anteriores y el consejo de otras personas notables y, seguramente, muchas acciones más que desarrollaremos en un plan estratégico. Todo ello continuando siendo una institución creativa e innovadora y garantizando el equilibrio económico y financiero.

Dispones de un extenso curriculum tanto en el ámbito académico como de gestión empresarial y consultoría especializada en innovación, diseño, marketing y comunicación. ¿Cómo pueden ayudar estas disciplinas en hacer crecer el FAD?
JM: Más que con ámbitos concretos de conocimientos que pueda tener creo que lo que puede ayudar a hacer crecer el FAD es mi experiencia creando, motivando y dirigiendo equipos y mi capacidad de diálogo y relación. Y sobre todo, mi entusiasmo y ganas de hacerlo crecer!!

¿Nos podrías explicar brevemente el perfil de la Junta que has escogido para acompañarte?
JM: Es una junta que complementa a miembros de la junta anterior (José María Milá, Olivia Ricard y Miguel Ángel Aguiló) con personas de mi entorno con las que he trabajado durante muchos años (Isa Moll y Pau Vilanova), junto a personas muy jóvenes, pero con experiencia (Laura García Guardans, Inés Martín-Borregón e Isabel Martínez Cosentino). Por otro lado, también forman parte de la Junta los presidentes de las asociaciones del FAD, que son a la vez los vicepresidentes de la entidad (Victòria Rabal, de A-FAD; Daniel Ayuso, de ADG-FAD; Salvi Plaja, de ADI-FAD; Pau de Solà-Morales, de ARQUIN-FAD, y Edgar Carrascal, de la nueva asociación MODA-FAD).

A medida que vayamos desarrollando acciones del plan estratégico incorporaremos socios que puedan aportar capacidades específicas y ganas de trabajar. Tengo ya un cajón lleno de voluntarias y voluntarios.

Finalmente, ¿por qué crees que es importante que diseñadores, arquitectos, artistas y la comunidad creativa en general forme parte del FAD?
JM: Porque todos ellos son necesarios para hacer que el mundo que nos rodea sea más sensible, eficaz y justo; en definitiva, un mundo mejor.

Jordi Montaña y Nani Marquina