El monitoreo de los períodos de fertilidad es un hábito fundamental para millones de mujeres en el mundo y la startup estadounidense, Lady Technologies presenta una solución que lleva este seguimiento un paso más allá. Se trata de Kegg, el primer dispositivo portátil para medir el muco cervical. El dispositivo promete entregar predicciones de fertilidad más precisas que los rastreadores de fertilidad actuales, que en gran parte consisten en aplicaciones de monitoreo de períodos y dispositivos portátiles para medir la temperatura.

¿Cómo funciona? La Kegg Kegel ball se inserta dentro de la vagina para leer y analizar el moco cervical de una persona, que cambia de viscosidad a lo largo del ciclo de la ovulación. El dispositivo solo se debe usar durante dos minutos para producir una lectura.

“En la era de los autos sin conductor y la inteligencia artificial, las mujeres también merecen la tecnología más avanzada para ayudarlas a resolver sus problemas específicos”, dijo la fundadora de Lady Technologies, Kristina Cahojova. “Kegg utiliza una tecnología clínicamente probada para detectar cambios en el moco cervical”.

El dispositivo se mantiene en su lugar por la contracción de los músculos del piso pélvico, lo que significa que tiene un beneficio adicional: se puede usar para entrenar y fortalecer esos músculos.

A menudo, esto es una parte necesaria de la recuperación post-parto a través de una serie de ejercicios conocidos como Kegels. El Kegg contiene un sensor de presión y proporciona al usuario información instantánea sobre sus ejercicios de Kegel a través de un motor de vibración interno y una aplicación externa.

Pero la medición del moco es donde Kegg más innova. Las mujeres han sido alentadas a observar la cambiante consistencia de su moco cervical para identificar su ventana de fertilidad, pero Kegg agrega la última tecnología a este proceso.

Si bien el dispositivo está hecho principalmente de silicona de calidad médica, tiene dos bandas de acero inoxidable chapadas en oro que emiten pulsos eléctricos para medir la consistencia del moco. Su sensor utiliza la espectroscopia de impedancia, que mide las propiedades de resistencia y capacitancia de una sustancia, al observar la carga eléctrica. Los datos se envían a la nube, donde se procesan mediante algoritmos personalizados para predecir la próxima ventana fértil del usuario. Puede hacerlo hasta con cinco o siete días de antelación.

Lady Technologies dice que los materiales en el dispositivo son 100% seguros para el cuerpo, y la tecnología Bluetooth está incluida en la cola, que se ubica fuera de la vagina. La puesta en marcha presentó el producto por primera vez en la competencia TechCrunch Disrupt a fines de 2018 y planea lanzar una campaña de Kickstarter en los próximos meses.