El diseñador japonés Kentaro Takagi ha modificado tubos de PVC reciclados para que su ”i.e.chair” sea cómoda y resistente. Al cortar los tubos de plástico y doblarlos con una pistola de calor, el diseñador creó las formas necesarias para las diferentes partes de la silla. Luego fabricó juntas y superficies estructurales de madera, a las que se unen los tubos de PVC.

La silla es ligera, ya que solo utiliza tubos huecos de PVC y madera clara. El diseñador optó por rociar los tubos de PVC reciclado con arena proyectada para darles un acabado sofisticado, disfrazando la superficie corriente del material. El deslizar los tubos doblados en las piezas de madera crea conexiones fuertes entre ambos elementos y proporciona uniones rígidas para un soporte seguro para el cuerpo.