No es extraño encontrarse con piezas de vidrio sopladas a boca, pero ver tubos de pvc deformarse con la misma técnica para crear piezas decorativas y funcionales, es toda una novedad. Al llevar los métodos de soplado de vidrio a los tubos de PVC de uso común en plomería, el diseñador japonés Kodai Iwamoto produce una variedad de recipientes, que pueden variar en forma dependiendo del estado de ánimo, la presión del aire aplicada y la velocidad a la que la superficie del tubo se calienta. El resultado es una colección de hermosos objetos hechos a mano que dan nueva vida a los plásticos producidos en masa.

“¿Qué pasará si un viejo proceso de fabricación se encuentra con un material barato que se produce en masa?. Este proyecto surgió como resultado de mi curiosidad con la pregunta anterior,” cuenta Kodai Iwamoto y añade:

”Los tubos de plástico, básicamente utilizados para distribuir agua, están disponibles en las ferreterías locales. Al aplicar presión de aire en un tubo cerrado, que fue lentamente calentado por un calentador para hacerlo maleable, nació mi jarrón de flores. Al igual que con el soplado de vidrio, muchos factores, como la forma del molde, la presión del aire y la velocidad de calentamiento de la superficie de la tubería, afectan la forma de un objeto”

A pesar de que los tubos de PVC son un material producido en masa y barato, el proceso artesanal agregado por Kodai Iwamoto les da a estas piezas corrientes un nuevo valor al transformarlo en un objeto bien hecho.

El trabajo de Kodai Iwamoto forma parte de Material of the Year: Plastic, que se presentará en la London Design Fair 2018, una muestra que presenta cuatro estudios que van más allá de las técnicas de reciclaje convencionales.