La asociación ganadera de San Francisco del Rincón, una ciudad mexicana ubicada en el estado de Guanajuato, encargó al estudio local Cubo Rojo Arquitectura el diseño de su nueva sede. Área de reuniones, oficinas, farmacia, bodega y servicios es el programa que se incluyen en los 269 metros cuadrados construidos, repartidos en dos plantas.

El emplazamiento se da en una esquina entre una vía principal hacia la que se busca una respuesta visual inmediata, a través de la dinámica de la composición y reconocimiento gracias a la solidez de su concepción material.

Para enfrentar el diseño, los arquitectos optaron por tomar conceptos de la arquitectura estereotómica y vernácula, vulnerable al polvo de la tierra, manchada por el agua de la lluvia y lugar para la vegetación.

”A través del color, la textura y la irregularidad del acabado del barro, el concreto y la madera, otorgamos el carácter que fácilmente pueda traerle a los usuarios reminiscencias de aquel lugar que es parte esencial de sus vidas, el campo.”, dice Cubo Rojo Arquitectura.

La volumetría de ”La Ganadera” se compone de un elemento sólido, que suma y de un elemento vacío, que resta. Éste último divide en dos la composición que además tiene inclinaciones y volados que evocan al arquetipo de las construcciones destinadas a ganado o granja.

En planta baja, el basamento que está en contacto con la tierra y el lodo, imprime en sus muros los tonos degradados del suelo y las manchas en el acabado pulido del muro se mezclan con las sombras del pirul; en planta alta, los volúmenes mantienen contacto con el patio interior de la manera más conveniente, con vanos puntuales en algunos casos o con grandes aperturas para otras dinámicas. Los elementos sólidos y lineales representan la creación humana y contrastan con la celosía a manera de tejido, en representación de la complejidad de lo natural.