El dúo de diseño Lanzavecchia + Wai acaba de revelar una nueva gama de productos en el marco de la Milan Design Week 2018. El primero de ellos es ”Metamorfosis Perceptiva”, un dispositivo impreso en 3d que actúa como una pieza de joyería contemporánea que toma símbolos icónicos de matrices de antenas y platos, no apuntando a las estrellas, sino a nosotros mismos y entre nosotros para la recepción de señales empíricas intraterrestres; las energías, vibraciones y emociones que experimenta todo ser humano.

”Al sentir y comprender las emociones y energías que nos rodean, podemos volver a conectarnos entre nosotros, convirtiéndonos en parte de un todo, una humanidad no egocéntrica pero verdaderamente conectada.” dice Francesca Lanzavecchia.

”Pinch” es una familia surrealista de cuatro espejos diseñados para Fiam Italia que hacen lo posible por escapar de su marco. En este proyecto, el cristal rígido se transforma en un estado elástico, como por arte de magia. Al igual que una imagen suspendida, los pernos pellizcan el espejo, inmovilizándolo y creando un efecto de movimiento inesperado, creando una tensión elástica. Esta familia espejos es extremadamente expresiva y adecuada para cualquier entorno debido a los diferentes formatos que permiten la creación de composiciones fascinantes y juegos gráficos.

”Pebble” es un tocador diseñado para Living Divani inspirado en la materialidad y la forma orgánica de las piedras. Una estructura caracterizada por el grafismo de formas soporta la superficie biselada, coronada por un espejo de forma irregular. Es un objeto de diseño simple pero complejo en su representación, con detalles sofisticados como el revestimiento de cuero de la superficie inferior, que revela un espíritu surrealista y neodecor, entre sueños y realidad.

Por último se encuentra ”Clockwork”, una familia de gabinetes que celebra algunos de los elementos funcionales que se usan para construir y abrir muebles que, por lo general, son invisibles porque están ocultos a propósito. Acá los diseñadores han aumentado las bisagras y las cerraduras, enfatizándolas y elevándolas a un estatus de las joya, que decoran y embellecen aún más el mueble.

La perfección impecable de la fabricación artesanal de estos “pequeños componentes”, la atención al detalle y los metales preciosos utilizados para los acabados (como el cobre y el latón) hacen de estos elementos, generalmente sinónimos de “grandes series”, piezas únicas y preciosas.