Frente al canal marítimo Saint Lawrence, ubicado en la localidad canadiense de Cap-à-l’Aigle, el arquitecto local Alain Carle ha completado esta casa de descanso llamada ”Les Rorquals”. Su nombre, hace referencia a la forma de la estructura compuesta por dos volúmenes negros a dos aguas que recuerdan la escala de los rorcuales, un cetáceo que puede llegar a medir 27 metros de largo.

La casa se compone de dos volúmenes con geometrías irregulares que se asemejan a las típicas casas de techo inclinado. Estos se superponen y se entrecruzan, creando una forma general que el arquitecto describe como “abstracta e intrigante”.

”Las paredes de pino negro contribuyen al misterio de esta forma, que cruza el paisaje sin imponerse”, dijo Alain Carle.

La entrada principal es desde el norte, en el punto donde se encuentran los dos volúmenes. A un lado está la suite principal, con su propio baño y vestidor. Los arquitectos también incluyeron una sauna, con una pared de vidrio que ofrece vistas al canal más allá.

El piso del vestíbulo de entrada se extiende hacia el otro lado y forma la superficie superior del mostrador de la cocina que está a pocos pasos del vestíbulo. Los espacios interiores se declinan en niveles divididos desde el nivel de acceso de la calle.

Desde la cocina, unas cuantas escaleras adicionales conducen al área de estar y comedor, que mira hacia el sur y está iluminada por paredes de vidrio deslizantes. Los escalones anchos introducen el espacio de la sala de estar y el comedor, al tiempo que se ofrecen bancos informales.

El nivel inferior, accesible desde una escalera en el hall de entrada, es muy pequeño debido a la pendiente del terreno. En la planta baja, los arquitectos incluyeron dos dormitorios adicionales, que también miran hacia el sur y el paisaje que se fuga.

Sobre los materiales, el estudio eligió una paleta rígida para los interiores, contrastando las superficies negras sólidas con toques más ligeros como pisos de madera clara, muebles y gabinetes. El contorno angular del exterior también es evidente en el interior, donde los techos inclinados que se intersectan forman superficies de techo complejas.

planta alta (de acceso)

planta baja