Al igual que gran parte de las cajas de huevo que se fabrican en el mundo, la nueva serie de taburetes ”Llegado” del arquitecto y diseñador japonés, Taeg Nishimoto, están hechos de pulpa de papel reciclado. El trabajo es una exploración sobre la resistencia estructural de la pulpa de papel y la búsqueda de un nuevo tipo de autenticidad para este material.

Para las patas, primero se coloca la capa de pulpa de papel saturado de agua mezclada con pegamento encima de Tyvek en la que se dibuja el contorno de cada elemento. La mezcla de pulpa de papel se forma dentro de este contorno con un grosor de aproximadamente 1 cm. Esta capa se coloca encima de una varilla de madera de 33 mm de diámetro en su dirección longitudial sobre una superficie plana, envolviendo alrededor de la varilla. Este ensamblaje luego se coloca sobre la malla metálica curva y se deja secar naturalmente.

La parte del asiento con un grosor inicial de 3 cm de pulpa sigue el mismo proceso, excepto que se deja en una superficie plana para el secado. Se necesitan entre 3 y 4 días para las patas y entre 8 y 10 días para que el asiento se seque. Cuando están completamente secos, la superficie adherida al Tyvek se vuelve completamente lisa y el lado que queda en al aire, revela la rugosidad de la pulpa.

Para el asiento, una hoja circular de Tyvek se coloca en el medio durante el proceso de secado para crear una superficie lisa en el centro de la superficie rugosa, en la parte superior. El espesor se reduce a aproximadamente 50 – 60 por ciento de la condición saturada de agua inicial. Las partes que rodean las patas a veces también se curvan en este proceso de secado.

Otro elemento empleado en este proceso proviene de las virutas de metal fino recogidas en una tienda de metal. Estas finas virutas se rocían en la superficie de la pulpa de papel mojado cuando se colocan en Tyvek, y cuando la pulpa se seca, el metal se oxida para crear un efecto espontáneo e inesperado en la superficie, que recuerda la forma de la cerámica tradicional Raku.

Estos patrones oxidados en patas y el asiento los conectan visualmente mientras le da a cada taburete, un aspecto único e irrepetible. Las piezas de conexión entre la pierna y el asiento, así como las piezas en la parte inferior de las patas se cortan a la medida del mismo diámetro de madera, pintada en negro. Estas piezas se insertan en la parte cóncava de las patas que tiene exactamente el mismo diámetro y se aseguran con cola para madera.

Esta superficie cóncava/convexa de las patas llama la atención por la presencia de espacio debajo del asiento y por las interacciones entre las superficies ásperas/lisas, así como por los efectos de luz/sombra entre las patas.

”La vida de la pulpa de papel realmente comienza con un árbol que crece en la naturaleza. Un árbol maduro se cosecha para hacer la pulpa para el primer rollo de papel. El papel se corta e imprime con tinta en la superficie para que se convierta en material impreso. En Llegado, la pulpa del papel reciclado pasa por un proceso (con tinta y todo) que da como resultado algo totalmente diferente como objeto estructural como un taburete con su nueva presencia en el espacio. La imagen física de las patas y el asiento, parecen evocar un objeto de naturaleza desconocida y prehistórica; una especie de herramienta primordial.”, dice Taeg Nihimoto.