Según el ingeniero estructural, arquitecto y experto en reciclaje, Arthur Huang, los bioplásticos podrían ser peores para el medio ambiente que los plásticos convencionales. Según el taiwanés fundador de Miniwiz, una compañía de operación internacional dedicada a reciclar basura de los consumidores y residuos industriales, reemplazar al plástico hecho de plantas en lugar de combustibles fósiles requeriría grandes cantidades de tierras agrícolas, lo que podría causar problemas ambientales y privar a los humanos de alimentos.

”Los bioplásticos pueden causar daños cuando son compostados. Hacen que el suelo y el agua sean más ácidos, contaminando la tierra y el océano. Si los usamos de la misma manera que los plásticos convencionales, son igual de malos o peores. Cambian el valor de pH del suelo y el agua a medida que se degradan, y les quitan valiosos suministros de alimentos”, dijo.

Para respaldar sus comentarios, Huang citó un informe de las Naciones Unidas de 2015 que planteaba la preocupación de que las personas reciclarían menos si pensaran que el plástico que utilizaban se degradaría de manera inofensiva si lo desecharan.

Arthur Huang

”El PLA es compostable, no biodegradable. El ácido poliláctico (PLA), el tipo más común de bioplástico, está hecho de almidón fermentado extraído de cultivos como el maíz, la papa o la caña de azúcar. También se puede hacer a partir de algas.”

El PLA es compostable, lo que significa que los microbios lo descompondrán de manera inofensiva en biomasa y gas en unos pocos meses, dadas las condiciones adecuadas. No son biodegradables, ya que en condiciones normales se descompondrán tan lentamente como los plásticos convencionales. Sin embargo, dado que el PLA es un ácido, aumentará la acidez de su entorno a medida que se descompone…es como si vertiéramos gran cantidad de jugo de naranja en el océano, o en la boca de un río.”

”El plástico convencional que penetra en el suelo o el océano es en gran parte un problema estético, ya que no es reactivo y no causa daños físicos a los ecosistemas. Incluso se podría argumentar que los residuos de plástico son un método eficaz de almacenamiento de carbono, ya que es difícil que el plástico convencional se descomponga lo suficiente para liberar su carbono. Por su parte, los bioplásticos compostables se descomponen completamente, lo que significa que esta solución convierte un problema estético en un problema químico”.