En 2017, las Naciones Unidas informó que 6 de cada 10 personas en el planeta carecen de acceso a servicios de saneamiento gestionados de forma segura y que el 80% de las aguas residuales se están descargando sin tratamiento. La escasez de agua es también un problema global. Para 2025, el 66 por ciento de la población mundial vivirá en regiones con escasez de agua. Las severas sequías imponen el racionamiento del agua en lugares como California, Roma y Ciudad del Cabo. Y mientras el agua dulce es escasa, el cambio climático ha provocado crecientes inundaciones urbanas que provocan brotes de cólera y bañan a ciudades enteras en aguas residuales sin tratar.

El alcantarillado con cañerías, que actualmente sirve a aproximadamente el 27% de la población mundial, es inviable en la mayor parte del mundo y se volverá menos viable a medida que aumente la escasez de agua. En este marco, proporcionar saneamiento va más allá de la construcción de baños. Requiere la recolección segura, transporte y tratamiento de lodos fecales.

Para responder al desafío, LooWatt desarrolla inodoros que se pueden descargar sin necesidad de agua, eliminando de forma segura los desechos humanos para convertirlos en electricidad y fertilizantes. El sistema de circuito cerrado ofrece una alternativa segura y sostenible a los inodoros sin conexión a la red, como los lavados con productos químicos en festivales al aire libre o letrinas de pozo.

LooWatt en el museo de arte y diseño V&A de Londres

LooWatt se encuentra actualmente en exhibición en el museo V&A de Londres como parte de su última exposición Food: Bigger than the Plate (Comida: Más que el plato)

Los desechos orgánicos se capturan y se sellan en una bolsa de polímero biodegradable, que forma una bolsa de aire para contener con seguridad las infecciones y el olor. Esto se recolecta y se lleva a un digestor anaeróbico especializado, que produce biogás, fertilizantes y electricidad, que luego puede venderse para generar ingresos. LooWatt se asocia con los servicios locales de eliminación de residuos para implementar esta etapa final del proceso.

LooWatt se puede instalar en una base de inodoro estándar, aunque actualmente está desarrollando su propio modelo más compacto.