La firma de diseño española Estudio Buenos Días, la red de artesanos Comcosy y el proyecto de producción colaborativa We Are Builders han unido fuerzas para lanzar una nueva línea de mobiliario: Magaru. Se trata de un conjunto de piezas originales inspiradas en el tradicional arte japonés del origami. De este modo, cada mueble se elabora con una única plancha de acero plegada en diversos ángulos.

La colección consta inicialmente de cinco productos distintos: dos repisas de diferentes tamaños, un macetero, un revistero y una mesa de centro. Cada pieza está lacada en un único color y hay cinco disponibles: verde, amarillo, coral, gris claro y gris oscuro. Todos los productos están a la venta a través de la plataforma Kickstarter con un 60% de descuento para los primeros patrocinadores.

La idea de lanzar este proyecto corre a cargo del diseñador Jaime Martín Villalba, fundador y CEO de Estudio Buenos Días. ”Un día comentaba con Pilar y Marta Sierra (hermanas y cofundadoras de Comcosy) lo difícil que resulta ofrecer muebles de diseño y duraderos a precios competitivos. Así que decidimos ponernos manos a la obra y crear esta colección, que más que una colección es una nueva filosofía”, comenta Jaime Martín.

Magaru nace así con el objetivo de democratizar el mobiliario de diseño para que no lo disfruten sólo unos pocos, creando piezas de calidad que además sean sostenibles. El material elegido para ello ha sido el acero, una aleación del hierro, el material más abundante del mundo. El acero reúne dos requisitos clave: su elevada resistencia y su carácter 100% reciclable.

”Cuando Jaime nos enseñó los primeros bocetos vimos que la idea era genial. Y lo es, en muy buena medida, por su simplicidad”, señala Pilar Sierra. Como explica la arquitecta y cofundadora de Comcosy, al doblar la chapa de metal, se eliminan las uniones entre piezas y materiales, evitando los típicos puntos débiles en el mueble.

Alejandro Fábregas de We Are Builders se enamoró del potencial de ”Magaru” y quiso ser parte de este movimiento. ”Lo increíble del proyecto es que conseguimos fabricar eficientemente con calidad en pequeñas producciones a nivel local, lo que lo hace más sostenible. Todo gracias a la filosofía de Jaime de menos es más”, resalta Alejandro.

“Son muebles que por su simplicidad quedan bien en cualquier contexto; en mi casa, la de mis padres o en la habitación del niño de mi amiga”, comenta Marta Sierra, CEO y cofundadora de Comcosy. Estudio Buenos Días es una de las más de 50 empresas que pertenecen a esta red de artesanos y fabricantes de mobiliario a medida.

En cuanto al diseño de cada pieza, se ha optado por la sencillez y las líneas puras, muy en línea con la estética clásica de la técnica del origami. “Nuestro reto era crear un sólo mueble, partiendo de una sola pieza y utilizando un sólo material”, resume Jaime.