Marco Montemaggi es: Sociólogo italiano de la Universidad de Bologna miembro de la junta directiva de Museimpresa (Asociación italiana de museos y archivos de empresa), Profesor en el Master en “Luxury & Lifestyle Management” de Polimoda en Florencia y en “Taller Integrado” y “Diseño y Empresa” de la Universidad del Desarrollo (Facultad de Diseño) en Santiago de Chile. Fue Brand Manager de “Tonino Lamborghini Spa, New Market Development Manager para Borsalino spa (2011-2013), Director del Distrito de la cultura industrial italiana “El Paisaje de la excelencia”, también ha trabajado como curador del Archivo Histórico de Yate “Riva” entre 2007 y 2009; de 1997 a 2001 fue responsable de la creación del “Museo Ducati” y su director, así como director de eventos especiales de Ducati Motor Holding. Tambien es autor y curador de varios libros sobre la historia de la cultura industrial italiana y Marketing (el último se llama “Heritage Marketing”). Jurado Internacional “Premio Chile Diseño” 2013, desde 2012 ha hecho diversas Conferencias y Seminarios de Marketing y Comunicaciones en Chile.

Con motivo de su charla, a realizarse el jueves 13 de Octubre en el Instituto Italiano de la Cultura (santiago de chile) , sobre las claves del ”Made in Italy” llamada ”Exportar la Gran Bellezza”, Catálogodiseño conversó con este experto en Branding y Marketing Territorial para conocer su opinión respecto del diseño, los objetos, la identidad, el patrimonio y el consumo. Esto fue lo que señalo:

Desde hace 20 años he trabajado en el campo del “Branding” para algunas de las marcas de lujo más representativas del mundo, he viajado mucho por trabajo y me he encontrado con un montón de experiencias, muchas ferias, muchos clientes, distribuidores, empresas, etc. Lo que siempre he entendido de mi trabajo es que cuando se trata de productos relacionados con el mundo del lifestyle, el lujo y diseño, la gente tiene que enamorarse no sólo del producto, sino tambien del encanto que emana el “Brand” que distingue a este producto. Hoy se crea una relación cultural entre el individuo y el bien (o servicio) que, además de dirigir y satisfacer una necesidad simple (cuando se trata de este tipo de productos ya se ha superado este tipo de solicitud) se convierte en un portador de símbolos y significados, son transportadores de valores e identidad para que son luego consumidos por los compradores.

marco montemaggi-foto por-catalogodiseno.com (6)

sacacorchos ”anna g” por alessandro mendini para Alessi

El consumo se convierte en una expresión de la necesidad de búsqueda de sentido y la identidad del producto, una identidad compartida en el diálogo con una comunidad. Como afirma Charles Russell en el libro “De Rimbaud a la posmodernità” (ed. Einaudi, Milano,1989): ”Con la crisis del post-modernismo, que sigue el optimismo capitalista de la primera mitad del siglo XX, el individuo se encuentra en frente de una sociedad compleja, en la que hay una pérdida de valores, significados, identidad, orden.”

Así que la calidad de los productos es, sin duda, un aspecto fundamental, pero el valor de un producto es también (y cada vez más) al valor emocional de lo que trasmite. La capacidad que tiene una marca para conectar de forma atractiva con la persona que compra su producto y que se puede identificar con ella. Al final, hacer que sus clientes se sientan parte de una comunidad exclusiva que gira en torno a su marca.

marco montemaggi-foto por-catalogodiseno.com (4)

exprimidor “Juicy Salif” de Philippe Starck para alessi

El patrimonio que una marca es capaz de expresar como su valor, es un elemento muy importante para crear un sentido icónico de la marca. Si piensas en marcas como Ferrari, Kartell, Ducati, Harley Davidson, Dior, todos tienen un museo o un archivo o un “Heritage Department”, (departamento de patrimonio) que se ocupa de la promoción de la identidad de la propria marca. El diseño es otro elemento que puede dar una fuerte identificación de una marca para su clientes ¿Cómo no pensar en este caso a la forma “sin tiempo” del Porsche 911 o la extraordinaria originalidad del exprimidor “Juicy Salif” de Philippe Starck para la marca Alessi?

porsche 911

porsche 911

Al final la capacidad de expresar, como se dice en Inglés, el propio “share of dreaming” son todos aspectos muy importante para crear valor a un producto en el mercado mundial.  También hay otro elemento que puede dar un sentido de Identificación a un producto y me refiero al valor que una marca y sus productos pueden obtener de su identidad territorial. En concreto, el valor de la cultura (arte, literatura, cine, arquitectura, poesía etc.) de un País como Italia ha sido y es uno de los componentes más importantes de lo que se llama “Made in Italy”. La cultura de un territorio puede revelarse un capital en la construcción de un modelo cultural identificativo de una marca de empresa.

Todo el mundo conoce Italia y su cultura de lo “Bello”: los canales de Venecia, el Renacimiento florentino, la extraordinaria creatividad de sus artesanos, el orgullo en los ojos de Monica Bellucci y el rostro divertido de Marcello Mastroianni en “La Dolce Vita” de Fellini…Por lo tanto, es inimaginable que todo esto no tenga una función, una referencia en la mente de una persona (que está buscando para comprar un producto “hermoso y elegante”) y que ve la bandera “Blanco,Rojo y Verde” sobre un producto “Made in Italy”. Este capital de “belleza” se ha utilizado siempre por nuestros emprendedores. En este sentido, también estoy aquí para entender lo que significa el “Made in Chile”

museo ducati

museo ducati, bologna

Recomendamos: Malhue, un producto ”Made in Chile”

 

+ INFO