La estudiante Marta Borreguero se graduado de diseño de espacios por la universidad ELISAVA de Barcelona con ”Le damos vuelta”, un sistema de infraestructura temporal que mejora el acceso a las nuevas tecnologías en comunidades de bajos ingresos. Si bien el proyecto nace de la observación de un lugar especifico como son los campamentos de Valparaíso, en Chile,  su utilidad podría reproducirse en otros lugares del mundo con las mismas necesidades.

Campamento Felipe Camiroaga, Valparaíso, Chile

”Tener acceso a las nuevas tecnologías es, actualmente, uno de los principales factores que condicionan la inserción de las personas en el mercado laboral, su inclusión social y el desarrollo de conocimiento. Mi proyecto busca fomentar el uso de las nuevas tecnologías, a través de un espacio público, multifuncional y adaptable”, explica Marta Borreguero.

Tan honesto y directo como su representación, el proyecto trata de una estructura compuesta por dos módulos, que girando sobre un eje permite tres diferentes posiciones. El dispositivo está dotado de conexión a Internet por lo que, dependiendo de la posición puede funcionar como oficina pública, como asamblea popular o incluso como cine de verano. El espacio se entiende como un bien común, teniendo que ser atendido por la comunidad, lo que exige regenerar los vínculos sociales de la confianza mutua, la empatia y la colaboración.

Los materiales son sencillos y fáciles de conseguir: listones de madera, lona de PVC, acero inoxidable. La construcción se puede llevar a cabo por la misma comunidad, sin necesidad de agentes exteriores. Se necesitaría una inversión inicial para los materiales, y después se plantea la idea de que el Estado o alguna compañía de telecomunicaciones cubra el gasto mensual de la conexión a Internet, (quizás una campaña de redondear la factura de los usuarios).

”Hoy en día el acceso a Internet no es un lujo, sino un derecho que nos permite estar conectados, informados, y por lo tanto ser más responsables de nuestro entorno. Es una herramienta para el cambio, y una fuente de empoderamiento. Es por eso que, incorporar en los campamentos el uso de Internet sería una muy buena opción para proveer a estas comunidades de opciones reales que les permitan el acceso a una mejor educación, a formación más específica, etc. Pero además, al ser internet reciproco, podríamos empezar a escuchar que tienen ellos que aportar a la red, a la comunidad”, comenta Marta Borreguero.

El proyecto de Marta Borreguero ha ganado dos premios Ei!, al mejor proyecto de espacio 2018 y además ha sido ganador del premio del público en el marco del mismo certamen.

+INFO

Nombre autor: Marta Borreguero Alfaro
Ubicación de la obra o propuesta: Valparaiso, Chile
Créditos fotográficos: Fotografia Valparaíso, campamento Felipe Camiroaga Sabino Aguad
Año de realización: 2018
Tutora del proyecto: Daria de Seta