La consultora creativa Masquespacio ha diseñado este restaurante en Valencia, España, con el fin de ofrecer al consumidor diferentes escenarios que le hagan vivir un momento único y que le haga desconectar de su día a día con un toque de confort como si estuviera en su propia casa. Se trata de Piur, un nuevo local gastronómico y de ocio de la ciudad de Valencia. inspirado en el origen valenciano de sus fundadores.

El proyecto realizado se inicia con la investigación previa de la estrategia de la marca y sus valores transmitidos por el cliente en lo que se destacaba entre otros la honestidad, la calidad y el uso de un producto fresco. Así el punto de partida para el diseño era la búsqueda de un concepto que pudiera conectar con los orígenes valencianos de los fundadores de Piur y que además fuera un elemento de atracción para los comensales del restaurante.

El restaurante busca reconstruir el imaginario del Mercado Central, una de las obras maestras del modernismo valenciano y un espacio público icónico para quienes buscan un producto natural de mayor calidad.

Ana Hernández, directora creativa de Masquespacio dijo: ”decidimos hacer un homenaje a uno de los edificios arquitectónicos más relevantes de la ciudad”.

En el diseño interior se distinguen claramente los ornamentos emblemáticos de la fachada del Mercado Central a través de diferentes juegos de luces que forman rincones de intimidad a medida de cada uno de los comensales y que permiten al usuario vivir una experiencia diferente en cada visita desde una cena intima en pareja hasta más relajada con su familia.

Por otra parte, se utilizaron materiales que recuerdan a lo natural como la madera y el azulejo de barro. La paleta de colores de suparte hace igualmente referencia a la tierra, junto a un tono de rojo que simboliza al color del tomate como uno de los ingredientes principales de la pizza.