En Tilburg, holanda, los estudios locales Mecanoo y Civic Architects se han unido para transformar una antigua sala de locomotoras, conocida como LocHal, en la Bibliotheek, una nueva biblioteca pública instalada al interior de una infraestructura que data de 1932.

”Todos son bienvenidos en la nueva sala de estar de Tilburg, un espacio de clase mundial para que jóvenes y mayores puedan leer, aprender y estudiar, reunirse y conocerse. Es un lugar para probar, crear, exhibir y presentar las últimas innovaciones.” dice Mecanoo en un comunicado.

El edificio del renovado LocHal alberga la biblioteca pública, espacios de trabajo conjunto, salas de conferencias, espacios de educación artística y un gran ayuntamiento para eventos públicos, exposiciones y debates.

El edificio alberga un nuevo tipo de biblioteca híbrida: los visitantes no solo pueden ver y pedir prestados libros, otros medios y colecciones cambiantes, sino que también estimulan la producción conjunta de nueva información. Esto se hará en las llamadas ‘salas de laboratorio’, espacios temáticos que difunden nuevas conexiones a la colección permanente en todo el edificio.

Los grandes espacios abiertos y las planta de piso que exhiben la estructura original, coinciden con el valor patrimonial de la sala monumental y la idea de una biblioteca “abierta”. Seis lienzos móviles y altos en la habitación permiten aislar espacios de trabajo grandes y pequeños o transformar las escaleras en espacio para conferencias o charlas.

El área de biblioteca abierta se puede dividir en diferentes zonas. Al entrar, el visitante ingresa a una gran sala central donde tendrá una impresión única del antiguo LocHal. Este patio es seguido por una serie de escaleras y terrazas que ofrecen espacio para leer, trabajar, discutir y actuar. A través de estas terrazas se accede al piso de trabajo rodeado de salas de reuniones. En el último piso, los amplios pasillos ofrecen espacio para lugares de trabajo más íntimos. Estos pasillos conducen a un jardín público de invierno con vistas a la ciudad.

Cruzando el edificio hay una calle interior con columnas históricas industriales en las que aún se pueden ver las antiguas capas de pintura. Al colocar las columnas con mesas de madera e iluminación, se les da una nueva vida como lugares para leer y estudiar. La calle está flanqueada por librerías. También hay unidades móviles bajas donde los libros se presentan de forma atractiva, como en una librería.

La pared de la librería en el lado de la oficina tiene vitrinas transparentes para obras de arte y libros únicos. Este muro también proporciona al personal el equilibrio adecuado entre la privacidad y la conexión con la biblioteca.

Tilburg no solo es conocida por sus sitios de interés de los Ferrocarriles Nacionales Holandeses, sino también por su industria textil y el Efteling, un popular parque de diversiones. Esta historia se hace tangible en el diseño interior de Mecanoo. Los elementos históricos característicos forman una combinación emocionante con nuevas adiciones de roble y acero, y una paleta de colores cálidos.