Intencionalmente excesivo, el interior de bar vinvinvin (en francés para vinovinovino) rinde homenaje a la alegría y vitalidad del “vino natural”. El proyecto de interior a cargo del estudio canadiense Ménard Dworkind comenzó con una cata de vinos.

”Nuestros clientes trajeron una buena botella de Bordeaux y un vino natural de Strekov, Eslovaquia. Después de probar ambos, explicaron que, en general, los bares de vinos estaban diseñados para servir vinos clásicos como el Bordeaux, pero que estarían sirviendo vinos naturales y querían que eso se reflejara en el diseño.” explica David Dworkind, co-fundador de Ménard Dworkind.

El vino natural se elabora a partir de uvas cultivadas a mano y cultivadas orgánicamente con levadura nativa del viñedo, y no contiene aditivos que se encuentran típicamente en el vino convencional. El resultado es un sabor natural, impredecible y brillante. Esto influyó en una elección de colores, materiales y en la creación de espacios para compartir y celebrar.

Al entrar en el espacio ubicado en una calle comercial de Montréal, el cliente es recibido por una gran isla de servicio hecha con un tocador de madera de época rematado con una plancha de travertino. Empotrado en el interior, un fregadero de acero inoxidable lleno de hielo mantiene el vino frío abajo, mientras que dos tubos curvos idénticos pero invertidos actúan como un estante de copa de vino escultural arriba.

El área de asientos y la cocina abierta se subdividen en zonas por una gran barra central que sigue el ángulo del edificio. Los pares de tubos de acero subdividen el frente de la barra y se curvan hacia arriba para soportar la parte superior de la barra de roble y se curvan hacia abajo para apoyar la barandilla del pie.

Las luces de barra personalizadas diseñadas en colaboración con Lambert et Fils se hacen utilizando botellas de vino cortadas y pulidas con chorro de arena y cable telefónico.

Las paredes están tratadas con una mezcla de azulejos brillantes de color púrpura y crema debajo y un estuco de color blanquecino texturado arriba. Un palet de carga lleno de antiguos accesorios de iluminación de tocador adquiridos en una liquidación se envolvió en coloridas láminas de acero pintadas y adornan las paredes. Suspendidas de las paredes hay mesas hexagonales hechas de coloridos patrones de Formica CNC. De este modo, se encontró un equilibrio mezclando muebles antiguos y nuevos.