Después de unos días visitando los barrios chinos de San Francisco y Vancouver, el arquitecto y fotógrafo canadiense, David Dworkind, junto a su socio en MRDK, el diseñador Guillaume Ménard, desarrollaron una imagen clara para el interior del restaurante Miss Wong en Laval, Canadá. Se inspiraron en la vibrante señalética de neón, las clásicas puertas de tijera plegables y las lámparas colgantes, todo lo cual creó una atmósfera brillante, elegante y emocionante.

El usuario ingresa al restaurante bajo un techo bajo y pasa a través de un arco chino vintage que enmarca un retrato de la propia Miss Wong. Este espacio comprimido se abre al área principal del restaurante, que es un enorme espacio de 930 metros cuadrados con techos de 7 metros de alto.

El área central está dividida simétricamente por dos barras y áreas de asientos elevados. Colgando en las columnas hay 6 grandes neones y cajas de luz que anuncian tiendas de ficción. Estos signos, y las lámparas personalizadas en las mesas, crean la atmósfera de un mercado callejero en el interior del restaurante de comida china.

El área principal se divide en cuatro zonas diferentes que la rodean. Estas áreas son más pequeñas y más íntimas. Cada una de ellas tiene sus propias características únicas, lo que permite a las personas una experiencia gastronómica diferente cada vez que visitan el restaurant, porque, de algún modo, son varios restaurantes dentro de uno solo.

Una de estas áreas es la recreación de una pérgola china. Otra está inspirada en una guarida de opio china, con una alfombra verde y un techo cubierto de lámparas brillantes. Las luces y taburetes diseñados a medida le dan al espacio un carácter completamente único.

planta general