En el marco de la muestra Wanted Design 2018, inserta en la Semana del Diseño de Nueva York NYCxDesign, la arquitecta chilena Mitsue Kido lanzará su nueva colección de lámparas de papel, ”Curved/Line”. Gracias al programa de difusión de diseño nacional de ProChile, la arquitecta llevará la creación de su marca Moshi-Moshi ha un espacio que se ha convertido en la plataforma de los diseñadores emergentes y nuevos creativos del rubro.

”Curved/Line”, la tercera colección de lámparas de Moshi-Moshi, está creada por una composición curva y angular que desafía la técnica convencional del Origami a través de la incorporación de líneas onduladas. Formalmente se inspiran en las formas y curvaturas de las flores, específicamente las iracias y liliales. La colección está compuesta por dos diseños con luminarias de doble uso, ambos diseños pueden ser tanto lámparas de mesa como pantallas colgantes.

Sus materiales son “papel de piedra” y rosetones de cobre, material representativo de Chile. Esta dualidad de usos, formas y materiales representa el objetivo de la marca de capturar la cultura japonesa bajo una interpretación latinoamericana. Tomando en este caso como denominador común la representación de las flores en la artesanía. Ambas lámparas se llaman ”Hana”, que significa ”flor” en japonés.

La forma de ”Hana Copihue” está inspirada en la flor chilena llamada Copihue, perteneciente a la familia liliales. Las lámparas como la flor proyectan un segmento tubular que se despliega como una campana. Por su parte, el diseño de ”Hana Curvada” está compuesto por dos geometrías; el extremo superior sigue una curva sinuosa y en el borde inferior un zigzag recto. Este diseño está inspirado en un lirio japonés debido a la curvatura en el borde de sus pétalos.