Todo comenzó con la compra de una casa de más de cien años por parte de unos clientes, los de Mjölk Architects, en la ciudad de Liberec, República Checa. El edificio tradicional con un techo a dos aguas estaba al borde del derrumbe, aunque su sótano de piedra todavía estaba en buenas condiciones, así que los arquitectos decidieron derribar el resto de la casa y usar el zócalo de piedra del sótano como base para la nueva casa bautizada como ”Casa detrás del muro”.

”Nuestro plan valiente y algo arriesgado funcionó y hoy, los clientes viven en una casa hermosa y moderna que combina el alma histórica de su predecesora y la estética nórdica con un toque de estilo industrial.” aseguró Mjölk Architects.

El terreno limita con una carretera concurrida que sirve como punto de partida para los turistas que se dirigen a las montañas de Jizera. Debido a esto, se diseñó un nuevo muro de hormigón en lugar del antiguo muro exterior de la casa antigua. Esto no solo reduce la cantidad de ruido proveniente desde el camino, sino que también define el área de entrada exterior a la casa. Detrás de la pared hay un pequeño patio con una vista de la montaña Ještěd que sirve de guía entre la entrada, la casa de huéspedes y las escaleras al patio de abajo.

vista axonométrica

La construcción de la nueva parte es de madera. El techo de asfalto junto con la fachada negra pintada con alquitrán recuerda el cobertizo que solía estar parado aquí. En la antigua base de piedra detrás del muro de hormigón hay en realidad dos casas; una principal y una pequeña casa de huéspedes para un joven marino, el hijo de los clientes, que pasa la mayor parte del año al frente de los barcos transatlánticos.

La casa de los padres es más complicada ya que el diseño tenía que abarcar las necesidades de tres personas diferentes: un matrimonio separado y su hija. La adición de madera sobre el techo del sótano consta de dormitorios, una oficina, un baño con inodoro y un patio exterior con sauna. La terapia de sauna es una variación agradable durante los duros inviernos del norte. Es por eso que los clientes apenas dejan que se enfríe.

El espacio habitable de la casa está definido por grandes ventanales en ambos lados. La ventana en la fachada suroeste ofrece la vista del valle del arroyo Harcov y Ještěd, mientras que la ventana norte muestra el patio de sauna mencionado anteriormente. Un par de pasos más abajo está la escalera de la sala de estar con una chimenea y una escalera ancha a la cocina y el comedor que están conectados al patio. El resto del sótano se utiliza como cuarto de servicio y espacio de almacenamiento.

En los baños se pueden encontrar grifos de agua, algunos de los cuales fueron reemplazados por tuberías de cobre y grifos de jardín. En el dormitorio hay armarios que cuelgan del techo para que no ocupen tanto espacio y mantengan el dormitorio, el vestidor y el baño interconectados. El mostrador de la cocina se diseñó de manera que retuviera los antiguos bloques de granito a partir de los cuales se construyó la parte inferior de la casa.

El patio es sencillo pero hermoso. Un par de grandes árboles dan la impresión de un bosque de montaña. Se agregaron algunas macetas alrededor del huerto donde la esposa guarda hierbas frescas.

planta baja (zócalo de piedra)

planta alta (nueva construcción)

sección longitudinal

sección transversal