Layer, la agencia de diseño estratégico del diseñador británico Benjamin Hubert, ha colaborado con la corporación aeroespacial europea, Airbus, diseñando un prototipo de un proyecto en curso que busca redefinir cómo usamos y nos relacionamos con los asientos de los aviones. Al usar textiles inteligentes que registran y transmiten información a la aplicación ”Move” hecha a medida, los pasajeros pueden monitorear y controlar su viaje, desde recibir sugerencias de estiramiento en el asiento hasta cambiar el modo de asiento de “dormir” a “comer”.

El concepto alienta a los pasajeros a moverse durante el vuelo, mejorando la comodidad y seguridad abordo. La estructura del asiento liviana y adaptable reduce el peso a bordo de la aeronave, lo que se traduce en un importante ahorro de combustible y un enfoque más verde para volar. El concepto ”Move” se desarrolló durante 18 meses y forma parte de una relación entre Layer y Airbus dedicada a repensar la experiencia de vuelo.

”Move” es un nuevo concepto de asiento diseñado para mejorar la experiencia de la clase económica en vuelos de corta a media distancia. El prototipo consta de una estructura de material compuesto integrado por metal perforado ligero y un asiento tejido, suspendido sobre él. Esta innovadora funda de asiento está tejida digitalmente para formar un textil inteligente con hilo conductor integrado y conectado a una serie de sensores y la aplicación ”Move”.

Esto forma un sistema holístico que permite a los pasajeros medir y controlar variables, como la temperatura, la tensión del asiento, la presión y el movimiento, para que los usuarios puedan mantener su comodidad de forma fácil e intuitiva.

La funda del asiento de tejido de punto tiene zonas con varios puntos de densidad que ofrecen diferentes niveles de apoyo al cuerpo. A lo largo del viaje, el asiento ”Move” se ajusta automáticamente según el peso, el tamaño y el movimiento del pasajero para mantener un confort ergonómico óptimo. Esto es posible al pasar la corriente a través del hilo conductor para variar la tensión del asiento. El pasajero puede realizar ajustes adicionales en el asiento según las preferencias personales utilizando la aplicación que también se puede utilizar para activar diferentes modos de asiento, como “masaje”, “hora de comer” o “dormir”.

”Move” ha sido diseñado no solo para mejorar la experiencia de vuelo de los pasajeros, sino también la aerolínea y el medio ambiente. El asiento de tejido de punto reduce drásticamente el peso que se lleva a bordo, en comparación con los asientos económicos estándar, lo que mejora la eficiencia del combustible. Este enfoque también ofrece una transparencia visual más agradable, reduce la cantidad de materiales de espuma menos sostenibles y aumenta la capacidad de las aerolíneas para cambiar o actualizar fácilmente las combinaciones de colores o diseños. La cubierta del asiento también puede retirarse fácil y rápidamente durante las mantenciones.

La funda de asiento textil inteligente está hecha de una mezcla de lana de poliéster, para la regulación del calor, la robustez y la tacto, con hilo conductor integrado. El marco está hecho de aluminio de calidad aeronáutica y fibra de carbono. Esta construcción permite una reducción significativa en el uso de espumas tradicionales que agregan peso y son difíciles de limpiar.
reciclar.

La isla central trasera del ecositema ”Move” se puede regular completamente a la altura y tamaño del usuario, la mesa de la bandeja puede extenderse a la mitad o tamaño completo, utilizando el espacio para lo que necesite el pasajero, ¡desde una superficie de trabajo hasta un lugar inclinado para una rápida siesta.

”En Layer, creemos que un buen diseño debe ser accesible para todos. Con demasiada frecuencia, los nuevos conceptos para volar se centran en la innovación en clase ejecutiva. Nos entusiasmó asumir este proyecto con Airbus para encontrar formas de mejorar y agregar valor a la experiencia de clase económica, tanto para el pasajero como para la aerolínea”. dijo Benjamin Hubert, fundador de Layer.