Para celebrar los 50 años del Museo Nacional de Arte Moderno y Contemporáneo de Corea del Sur (MMCA), ubicado en el recinto amurallado de palacios Deoksugung, un grupo de arquitectos coreanos y otros asiáticos presentan una serie de “muebles para un emperador en transición” que interpretan los diferentes problemas en los entornos urbanos de hoy.

La colección se enmarca en la muestra”Arquitectura y patrimonio: un futuro inquietante”. El hecho de que los muebles estén sobre ruedas explora la noción de movilidad, desplazamiento, migración, así como la superposición del servicio y el servido.

”La carretilla de mano ha sido un tema continuo para mi exploración, ya que este es un componente dominante de las ciudades asiáticas. La movilidad de los carritos de mano sirve para múltiples propósitos y da una segunda capa de vida a las ciudades asiáticas. Con el impacto del cambio climático y la economía cambiante del mundo, las actividades al aire libre y la vida al aire libre son cada vez más preciadas.” dijo CL3 Architects, uno de los participantes, en un comunicado del proyecto.

La serie de muebles se concibe en cuatro aspectos: ceremonial, social, funcional y lúdico. Inspirado en los carruajes imperiales (Palanquin) y los muebles tradicionales coreanos, los muebles se colocan en un orden ceremonial frente al Palacio Hamnyeongjeon, como asistentes listos para servir al Emperador.

El mobiliario móvil adquiere una estética asiática y exagera la horizontal mientras se relaciona con la ergonomía física. La incorporación de una función contemporánea como el escritorio y el almacenamiento implica un estilo de vida contemporáneo que se superpone con la tradición. El aspecto lúdico de algunas piezas contrasta con la sombría descripción histórica que existe del palacio.

Las piezas incluyen asientos formales con sombreaderos, inspirados en el trono imperial, chaise lounge que toma prestado su perfil de los muebles de Le Corbusier, una unidad de almacenamiento en el jardín, una cama y una pieza de balancín para la recreación.