El estudio holandés MVRDV revela el diseño de Crystal Rock o Roca Cristalina para The Milestone, un nuevo edificio de oficinas de uso mixto de 6.500 metros cuadrados en Esslingen, Alemania

The Milestone tiene una fachada reflectante parcial y un núcleo geométrico abierto seleccionado por un jurado de la ciudad de Esslingen. El edificio será literalmente un hito, su fachada diseñada como una roca de cristal es interactiva y representa la topografía de la ciudad y carga con mensajes sobre la historia y la gente de Esslingen. En este sentido, se convertirá en un nuevo punto de referencia para el paisaje urbano de Esslingen que celebra su pasado mientras mira hacia el futuro. Los desarrolladores de RVI han encargado el proyecto y el inicio de la construcción está previsto para 2020.

Ubicada en Esslingen am Neckar, en la región de Stuttgart, en el sur de Alemania, Esslingen, una ciudad con un bello centro histórico que ha progresado durante la última década con ambiciosos proyectos de regeneración en las áreas cercanas a su principal estación de ferrocarril. Con sus 12 plantas, The Milestone cuenta con una plataforma de observación pública ubicada en la plaza Neue Weststadt. El ambicioso diseño de MVRDV responde al encargo del cliente para un edificio de uso mixto que combina la tensión entre la tradición y la modernidad de la ciudad.

concepto-secuencia

“Este edificio muestra Esslingen a las personas que pasan por los trenes y se convertirá en un nuevo símbolo que reflejará su pasado y herencia”, dice Winy Maas, cofundador de MVRDV. “La fachada de bloques de vidrio extruídos tendrá códigos QR integrados que informarán a los visitantes sobre la gente, el paisaje y las historias de Esslingen, lo que hace que el edificio sea una biblioteca interactiva para todos”.

El volumen de los edificios se empuja hacia adentro para crear una “gruta de Esslingen” fragmentada que refleja la topografía real de Esslingen y forma una pasarela pública abierta a través de su centro, que marca la ubicación del distrito central. En los niveles superiores, las oficinas se ubican y visualizan como espacios livianos, atractivos y flexibles que se pueden personalizar para diferentes usuarios para crear combinaciones de trabajo y ocio. En la planta baja, la fachada de la roca de cristal se abre a la plaza pública que conecta la ciudad con el edificio y ofrece servicios públicos que incluyen una cafetería, un restaurante y zonas de reuniones.

La fachada transparente espejada integra tecnología y sostenibilidad con el uso de vidrio sinterizado para reducir el sobrecalentamiento, células fotovoltaicas para almacenar y generar energía y, finalmente, códigos QR que transportan información sobre la ciudad en un mapa pixelado distribuido por todo el edificio, ambos visibles y legibles. El mapa, ubicado en la parte inferior del edificio se extiende a una altura de 40 metros, y con escaleras y terrazas, forma un núcleo de acceso público que los usuarios y visitantes pueden recorrer para disfrutar de las vistas de los viñedos y las colinas circundantes. Todas estas características de sostenibilidad en la fachada tienen todo el potencial para que el edificio se vuelva parcialmente autosuficiente en el futuro.

La transparencia de la fachada permite una interacción entre adentro y afuera, a la vez que refleja las interacciones cotidianas en la plaza, convirtiendo el frente del edificio en un nuevo punto de encuentro. Por el contrario, en la noche, el edificio se ilumina a través de su fachada y es un nuevo faro para Esslingen. Para los viajeros en tren, el faro actual es una gran chimenea de una antigua fábrica de cuchillos con la abreviatura del nombre de la fábrica en su lado, deletreando la palabra DICK, que significa “grande” en alemán.

concepto-secuencia