Se suele asociar la alta densidad urbana y los llamados ”ghettos verticales” a una mala calidad de los espacios de convivencia comunitaria, sin embargo las recién inauguradas ”Future Towers” o ”Torres Futuras” proyectadas por MVRDV demuestran que este conflicto se resuelve con diseño. Ubicada en Pune, la octava ciudad más grande de la India y una de las ciudades de más rápido crecimiento en el país, ”Future Towers” ofrece 1,068 apartamentos para una sección diversa de la población en rápida expansión, una verdadera aldea vertical que albergará a alrededor de 5,000 personas en un solo edificio.

Future Towers es parte de Amanora Park Town, una comunidad creada en 2007 gracias a la legislación aprobada en 2005 por el estado de Maharashtra para fomentar el desarrollo de “municipios” residenciales cerca de sus ciudades. En Pune, estos municipios ayudan a albergar a los jóvenes profesionales atraídos a la ciudad por la fabricación de automóviles y tecnología, pero, al igual que gran parte del rápido desarrollo en toda la India, muchos de los nuevos edificios en las afueras de Pune son torres residenciales genéricas y repetitivas.

El diseño de MVRDV para las ”Future Towers” tenía como objetivo ofrecer una alternativa a este patrón, mientras seguía ofreciendo apartamentos al bajo precio habitual (ya que la competencia por nuevos residentes entre diferentes desarrollos de viviendas es feroz). En lugar de un grupo de edificios independientes, la respuesta de MVRDV al encargo fue una estructura con forma de montaña, con picos y valles, bajo la cual se unifican 1,068 apartamentos en un edificio. Sin embargo, a pesar de su apariencia expresiva, el diseño de ”Future Towers” en realidad se deriva de una serie de decisiones metódicas basadas en la investigación de MVRDV sobre la vivienda en la India.

Una desviación crítica de la norma fue convencer al cliente de que todo el desarrollo sería más interesante con una mezcla de diferentes unidades. De esta manera, el edificio garantizaría que los usuarios de todo el espectro de la clase media en expansión de la India se mezclaran, incluidos los profesionales jóvenes que son nuevos en la ciudad; residentes mayores y establecidos; y familias tanto grandes como pequeñas, todas con un rango de niveles de ingresos. Los apartamentos que van desde los 45 metros cuadrados a los 450 metros cuadrados se mezclan, una diversidad habilitada por la forma montañosa del edificio y los planos de planta cambiantes que genera.

“En Asia las ciudades están creciendo tan rápido, y las torres residenciales repetitivas y uniformes son la norma”, dice Jacob van Rijs, director y co-fundador de MVRDV. ”Con nuestro diseño, estamos haciendo un esfuerzo para ofrecer más variedad y reunir a personas de diferentes orígenes. En el plan maestro original, se planearon 16 torres separadas, todas las cuales tendrían más o menos el mismo tipo de apartamentos. El equipo de MVRDV investigó a fondo la vivienda india moderna y creó un sistema para crear una mezcla de diferentes tipos de apartamentos dentro de un edificio. Este proyecto atraerá a residentes con una variedad de ingresos, algo que beneficiará la diversidad de Amanora Park Town. “Gracias a la voluntad del cliente de probar algo nuevo, la eficiencia necesaria para la vivienda masiva se logró sin recortar la comodidad de los residentes”.

Debido a que los costos de construcción son bajos en la India y los ascensores son comparativamente caros, los aspectos económicos generalmente aplicados al diseño residencial podrían invertirse; por lo tanto, un número reducido de núcleos de elevación combinados con corredores era, en este caso, más deseable económicamente que tener muchas torres, cada una con su propio núcleo y menos corredores. Como resultado de este cálculo, el diseño de MVRDV cuenta con 9 alas de apartamentos que van desde 17 a 30 pisos dispuestos alrededor de solo 4 núcleos de circulación.

Las losas forman una cuadrícula hexagonal, que permite amplias vistas desde los apartamentos y deja grandes patios abiertos al nivel del suelo. Los “picos” permiten condiciones de luz diurna optimizadas y los techos inclinados resultantes permiten una serie de terrazas exteriores, tanto privadas como comunitarias. Balcones empotrados en las fachadas principales de las losas residenciales apuntan a la diversidad de las viviendas que están detrás, con una mezcla de tamaño normal, doble altura, doble ancho e incluso algunos balcones en forma de L.

El fuerte aspecto gráfico creado por los balcones se ve acentuado por las grandes aberturas de colores brillantes conocidas como ”cucharadas” que perforan la fachada del edificio para conectarse con el corredor central, proporcionando espacios públicos para reuniones y ventilación cruzada en todos los espacios comunitarios. Estos espacios, que se originaron en la necesidad de proporcionar espacios de refugio para cumplir con los requisitos del código de incendios para corredores largos, ayudan a crear una sensación de ”identidad de vecindario” en diferentes partes del edificio, con cada una de estas ”plazas aéreas” designada para una actividad diferente (como yoga o mini golf) o para un tipo diferente de residente (como adolescentes o niños pequeños).

Los patios de abajo están unidos por puertas triangulares de cuatro pisos de altura, que crean una caminata de 500 metros de largo, y también tienen diferentes usos, algunos están diseñados para jugar y otros para deportes, espacios de jardín y más. Esta impresionante lista de servicios fue posible gracias a la escala del desarrollo: con tantos apartamentos en un proyecto, las características de lujo, como una piscina de 50 metros, solo agregan una fracción del costo total.

Si bien gran parte del enfoque de MVRDV se centró en repensar las viviendas de los indios, el diseño también reconoce qué características deberían trasladarse de los desarrollos de viviendas típicos. Un sistema de ventilación natural simple pero efectivo, que enfría los apartamentos y puede ayudar a extraer el aire de las cocinas, ayuda a hacer que las unidades de aire acondicionado personales sean opcionales para los residentes. Los planos de planta también incorporan los principios de Vastu Shastra, el sistema tradicional de arquitectura (a menudo descrito como la respuesta de la India al Feng Shui) que desde hace tiempo se esperaba ver en los nuevos desarrollos en la India.

El edificio terminado es solo la primera fase del proyecto más grande de ”Future Towers” en Amanora Park Town, que comprende 3 fases y alrededor de 3500 viviendas en total. MVRDV está trabajando actualmente en la segunda fase del proyecto.