El año pasado, el corredor keniano Eliud Kipchoge y Nike se propusieron romper el récord de un maratón. El esfuerzo se llamó “Breaking2” y aunque no fue un éxito, condujo al tiempo de maratón más rápido de la historia, con Kipchoge llegando a tan solo dos horas y 25 segundos para las 26.2 millas en Monza, Italia.

La condiciones de la carrera no fueron ideales, Se desarrolló con un 99% de humedad y con lluvia torrencial, y las zapatillas absorbieron el agua, un peso adicional. Tanto Nike como Kipchoge querían evitar eso en el futuro por lo que los diseñadores de la multinacional de implementos deportivos desarrollaron el textil Flyprint.

Eliud Kipchoge testeando el sistema ”Flyprint”

Se trata de un nuevo tejido que se crea mediante un proceso llamado modelado de depósito sólido, en el que el filamento de TPU (Unidad de Procesamiento del Tensor) se desenrolla de una bobina, se funde y se deposita en capas. Si no lo entiendes, no te preocupes: lo que realmente importa es que el material permite a los diseñadores de Nike afinar la parte superior de las zapatillas de Kipchoge para reducir 11 gramos del peso y hacerlas más transpirables para que el agua que encuentre su camino hacia ellos puede evaporarse.

El textil impreso en 3d es uno de los primeros en el mundo de las zapatillas deportivas y la mayor ventaja de Flyprint es la capacidad de iteración. Los prototipos son 16 veces más rápidos que en el pasado, lo que significa que las necesidades de un atleta se pueden abordar de forma rápida (y completa) en anticipación de un evento importante. Uno como, por ejemplo, el maratón de Londres, que se llevó a cabo el 22 de abril.

El método Flyprint permite a los diseñadores traducir los datos de los atletas en nuevas geometrías textiles. El proceso para desarrollar las partes superiores de las Flyprint comienza capturando los datos de los atletas. Esa información se calcula luego (a través de herramientas de diseño computacional) para afirmar la composición ideal del material. Finalmente, esa información se emplea para producir el textil final.

Un beneficio interesante de los textiles 3d en comparación con los tejidos 2d tradicionales es el mayor dinamismo posible al agregar una interconexión más allá de la urdimbre y la trama; una ventaja de los textiles Flyprint viene en la naturaleza fusionada del material. Por ejemplo, mientras que en un tejido de punto hay resistencia de fricción entre los hilos entrelazados (urdimbre y trama), en un material textil impreso, debido a sus intersecciones fusionadas, existe un mayor potencial para la contención ajustada con precisión. También es más ligero y más transpirable que los textiles empleados anteriormente por Nike.