Atendiendo al informe 2018 del Royal Botanic Gardens Kew que reveló el potencial de los hongos para enfrentar la crisis del plástico, el diseñador israelí con base en Londres, Nir Meiri ha creado una serie de lámparas de mesa con micelio de hongos como alternativa a los materiales sintéticos.

Así, las pantallas de cada una de las minimalistas lámparas de mesa están hechas de micelio, conjunto de hifas que forman la parte vegetativa de un hongo, mientras que el soporte y la base están fabricados en un metal más convencional.

Cada lámpara está iluminada desde abajo por una fuente de luz separada, que se proyecta en la pantalla del micelio para crear un brillo suave y natural. Producidas en colaboración con la startup londinense Biohm, dedicada a ofrecer soluciones sostenibles al entorno construido, cada una de las lámparas se realiza mediante procesos biológicos naturales.

Para crear las pantallas, los residuos de papel se colocan dentro de un molde con la forma de la pantalla antes de que se inserten las esporas de micelio y se dejen crecer bajo condiciones controladas de temperatura y humedad. Después de dos semanas, los desechos de papel han sido consumidos por el hongo, dejando una base de micelio con hongos que crecen en él. Este material luego se saca del molde y se deja secar, y se elimina el exceso de hongos en crecimiento. Una vez que el micelio se ha secado completamente, se presiona para formar una sustancia plana que se utiliza como pantalla de lámpara.

Debido a la forma en que el micelio consume desechos, Nir Meiri cree que desarrollar un material en base a hongos para su uso en muebles, iluminación y construcción podría afectar significativamente la forma en que podemos eliminar los desechos sintéticos.

“Las setas y los hongos son organismos verdaderamente maravillosos con un potencial sin explotar significativo. El micelio consume desechos orgánicos y sintéticos para crecer en las formas deseadas y diferentes tipos de desechos alteran sus propiedades”, dijo Nir Meiri.