Fundada en 2008, Grammarly es una compañía de software  software informático que ayuda a los usuarios a verificar su contenido escrito en línea para corregir ortografía, gramática y revisar posibles plagios en tiempo real. La compañía, que tiene oficinas en Nueva York y San Francisco, decidió hace algún tiempo abrir un nuevo centro de operaciones en Kiev, la capital de Ucrania. Para cumplir con el propósito, se contactaron con el estudio local Balbek Bureau quienes habilitaron los dos pisos superiores de un edificio de 14 pisos en Kiev.

La empresa quería que su puesto de avanzada en Ucrania contara con una serie de espacios versátiles que se adecuaran a diversos estilos de trabajo y actividades de oficina. Así, en las nuevas oficinas de Grammarly Ucrania hay espacio para trabajar, descansar, jugar, una sala de conferencias, nichos para una siesta y una sala de música insonorizada.

Varios de los rincones de la oficina han sido equipados con sillones o asientos tipo pelotita donde el personal puede descansar o tener reuniones informales. En caso de que los empleados quieran privacidad o tiempo de silencio para el trabajo, pueden dirigirse cajas más pequeñas que se han creado para albergar solo a una o dos personas. Las áreas recreativas en el nivel inferior, de 1300 metros cuadrados, incluyen un bar, una biblioteca y una sala insonorizada que se puede usar para ver videos o tocar instrumentos musicales.

Las superficies en todas partes han sido pintadas en tonos cálidos como el rosado, el azul o el amarillo para fomentar un ambiente más acogedor. Algunos tabiques también están revestidos con tablas de madera de roble natural y con macetas llenos de vegetación.

Las escaleras blancas conducen al nivel de entrepiso de 450 metros cuadrados, que alberga áreas de trabajo más relajadas conectadas a través de una pasarela sinuosa de 90 metros. Hecha de 25 toneladas de metal, la pasarela no tiene soporte en el suelo, sino que está suspendida del techo por postes delgados. Esta pasarela unifica varias zonas funcionales de la oficina en un solo ciclo de ritmo.

axonométrica

La pasarela también se ha convertido en un símbolo poderoso de la inseparable conexión entre las oficinas de Grammarly en Kiev, Nueva York y San Francisco, según cuentan los propios arquitectos.

El nivel superior también cuenta con una acogedora zona de asientos centrada en un fogón y un puñado de volúmenes cuadrados que sirven como salas de siesta. Se colocó un sensor de peso debajo de cada uno de los colchones para que, tan pronto como un empleado se acueste, se ilumine un símbolo de reposo de tres Z y permita que otros sepan que el espacio está ocupado.