Cuando el estudio surcoreano m4 diseñó sus propias oficinas en Seúl, decidió establecer un paralelo entre su forma de trabajar y la vida diaria de un agricultor, dividiendo el espacio en tres invernaderos para incluir el departamento de diseño, el departamento de construcción y la sala de estar. La estructura presenta diversos elementos que hacen referencia a las actividades agrícolas, como las cajas de madera de manzana utilizadas como contenedores para revistas, suministros de oficina y plantas, marcadores hechos de arroz, exhibiciones gráficas y elementos decorativos, como macetas de plástico, regaderas y pilas de heno.

“Aplicamos el proceso de la agricultura para representar cómo procedemos con un proyecto. En nuestra oficina, puedes sentir el trabajo de un agricultor que muestra las cosechas que ha cultivado con su corazón y alma”, dijo Studio m4 en un comunicado.

El primer invernadero, donde se encuentra el departamento de diseño, se compara con el momento en que un agricultor ara el campo y comienza a brotar la semilla. Los diseñadores han interpretado ese paso como el momento en su proceso de trabajo cuando comienzan un nuevo proyecto y desarrollan la idea para ello. En ese espacio, han colocado un panel donde pueden reunir referencias y compartir ideas.

El departamento de construcción ocupa el segundo invernadero, paralelo al momento en que el cultivo crece y las flores florecen. Para realizar un seguimiento de la forma en que se ejecuta el diseño durante el tiempo de construcción, m4 ha organizado un área donde se muestran muestras de materiales de acabado, divididos en categorías.

La última estructura alberga el área de estar, donde los miembros pueden reunirse para discutir proyectos, o descansar un poco durante el trabajo. En este espacio, los diseñadores han traducido el proceso de recolección de todos los cultivos y el orgulloso corazón de los agricultores.

función del mobiliario

planta general