Es usual que las marcas presenten sus nuevos lanzamientos a través de campañas comunicacionales más o menos interesantes, sin embargo lo que ha hecho la marca de calzado y vestimenta de alta montaña, On, se sale de toda norma. Y es que lejos de propagar un mensaje publicitario, la marca ha decidido conectar con sus consumidores a través del diseño y construcción de un pequeño refugio de montaña levantado a 2.500 metros sobre el nivel del mar, en Piz Lunghin, una montaña perteneciente a los Alpes suizos.

La ”On Mountain Hut”, con capacidad para dos personas, fue creado por la marca de calzado para mostrar el valle donde los cofundadores, Olivier Bernhard, Caspar Coppetti y David Allemann, concibieron a On.

“On nació en los Alpes suizos. De hecho, los tres fundadores de On formaron el comienzo de sus primeros planes de negocios mientras caminaban por el valle de Engadin”, dijo el diseñador de la cabaña y director de arte de Thilo, Alex Brunner.

“La cabaña On Mountain fue construida como un homenaje al notable paisaje y para compartir la fuente de nuestra inspiración con el mundo. Combinando nuestro amor por las montañas con nuestro amor por el diseño, fusiona tradición con innovación”. dijeron Olivier Bernhard, Caspar Coppetti y David Allemann.

Diseñada con un espíritu completamente minimalista, el refugio incluye todas las instalaciones que necesita y excluye todo lo innecesario como un modo de ”conectarse y restablecer el ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana para volver al origen”.

La cabaña de montaña de dos pisos ha sido revestida con material corrugado reflectante para que tenga un impacto visual mínimo en su ubicación alpina. Ha sido diseñada para ser lo más sostenible posible y dejar un impacto cero en la montaña cuando se desarme a finales de este año.

“Seleccionamos meticulosamente los materiales que eran 100 por ciento sostenibles, que se mantendrían con el entorno alpino y harían que la cabaña tuviera impacto cero”, explicó Brunner.

La cabaña también funciona con energía de paneles solares y utiliza agua de lluvia natural. Esto se logró mediante la instalación de un accesorio de techo único que podría recolectar y filtrar el agua de lluvia para su uso, junto con el agua recolectada y filtrada de los arroyos de las montañas”.

La sala de estar y el dormitorio de arriba tienen ventanas grandes que brindan a los visitantes vistas del lago y el valle de Engadin. En el interior, la cabaña está terminada casi completamente con madera contrachapada, con el material utilizado para crear las paredes, pisos y techo, junto con una selección de mesas simples. El refugio se completa con una estufa de leña.