En el centro de Ansião, Portugal, el arquitecto local Bruno Dias ha reformado la imagen interior de una tradicional óptica del sector. ”Como una importante óptica en el mercado local, ”Óptica Lena” sintió la necesidad de modernizar su espacio existente, que estaba desactualizado y carecía de personalidad.” cuenta Bruno Dias.

La idea del proyecto era armonizar un espacio preexistente irregular y angular, utilizando el concepto de los muebles perfectamente adecuados al tamaño de los anteojos y, por lo tanto, creando un ritmo constante. Esto le da al espacio no solo un toque contemporáneo, sino que también permite más libertad para moverse y trabajar en el almacenamiento del stock.

En general, los muebles creados funcionan como un diseño a cuadros, que combina la luz natural que entra por las ventanas y, al mismo tiempo, hace posible que las personas miren dentro del espacio y viceversa.

Para contradecir el ritmo estático creado por los muebles, se creó un cielo abovedado, que en términos de espacio, le da una sensación de conexión entre las dos líneas de muebles (ventana y área de exhibición).

Se permiten movimientos fluidos y variados alrededor de dos mostradores/unidades de almacenamiento colocados en paralelo y en eje con la ventana y el área de exhibición. Respecto a los materiales y su color, el blanco prevalece en todas las superficies y muebles pintados.

esquema de intervención

planta general