En el marco de la recién finalizada Dutch Design Week 2019 (19-27 de octubre), el escenógrafo y artista Pascal Leboucq en colaboración con el estudio Krown Design de Erik Klarenbeek, levantaron un pabellón temporal de estructura de madera revestido con panales de micelios, el conjunto de hifas que forman la parte vegetativa de un hongo.

Los paneles exteriores del ”Pabellón de cultivo” se cultivaron a partir de hongos, con el micelio en las raíces proporcionando resistencia. Estos están cubiertos con un recubrimiento que es un producto de base biológica desarrollado originalmente por los incas en México.

La idea del pabellón de cultivo comenzó a partir de los hongos, pero se hizo más grande. Todo está construido a partir de plantas y árboles o desechos agrícolas.

Los paneles se unieron a una estructura de madera, y se pueden quitar y reutilizar según sea necesario. Por otra parte, los pisos están hechos de espadaña, un tipo de caña, con bancos interiores y exteriores hechos de desechos agrícolas.

“Hay muchos materiales de origen biológico, pero pueden ser difíciles de reconocer al principio, y a menudo permanecen en etapa de muestra”, dijo Pascal Leboucq. “Realmente quería hacer una declaración más grande, para que mucha gente pueda descubrir este material fantástico”.

Pascal Leboucq comenzó a trabajar con materiales de base biológica hace tres años, después de reunirse con Erik Klarenbeek para un proyecto.

“Conocí a Eric Klarenbeek y en ese momento el micelio estaba muy estrechamente relacionado con él. Le pedí que trabajar juntos para llevar el material al siguiente paso para que pudieran hacer espacios con él”, dijo Pascal Leboucq y agregó: “Lo que realmente me gusta es que el micelio es muy orgánico y natural, pero realmente puedes usarlo como un producto de diseño y arquitectura. Es muy fácil dar forma a los muebles, por ejemplo.”

El pabellón resultante en forma de tambor se instaló en Ketelhuisplein durante la Semana del Diseño Holandés en Eindhoven.