En Cholula, una ciudad ubicada en el centro oeste del estado de Puebla, en el centro de México, se ubica este local gastronómico diseñado por Dos Veintinueve el cuál se origina a partir del entendimiento del proceso artesanal que conlleva el producto a ofrecer, en éste caso el pan artesanal. Bajo esta premisa, en ”Pan de Fuego” se valoraron las preexistencias encontradas en el sitio, mismas que se complementan puntualmente en cuestiones de materialidad y mobiliario.

La honestidad del trabajo en la panadería y el producto que ofrecen, fue la invitación para desarrollar una propuesta que dialogará armónicamente con lo que pasaba dentro de la cocina, priorizando la materialidad y el ambiente interior, por lo cual,se decidió desnudar todos los muros, llegando hasta la esencia de ellos. Éstos se complementan con el mosaico de pasta original que se encontró en el sitio de nombre huichol, el cual además, conserva la identidad y colorido característico de la zona.

Como grandes complementos, la madera al natural en el mobiliario, el concreto en su expresión mínima en las barras y las lámparas colgantes de barro, generan en conjunto una atmósfera distintiva del lugar.

Desde afuera, se buscó pasar desapercibido, mimetizándo el proyecto con el resto del edificio, donde apenas un pequeño letrero metálico anuncia el contenido interior; en todo momento se integra al místico barrio que lo recibe como uno más de los suyos.