Los wearables se han convertido en una plataforma interactiva cada vez más prometedora, que dota al cuerpo de capacidades computacionales siempre disponibles. Esto desbloquea una amplia gama de aplicaciones, incluido el acceso a la información, la salud, el fitness y la moda. A diferencia de las plataformas anteriores, los wearables requieren una conformidad estructural, deben ser cómodos y suaves, elásticos y estéticamente atractivos.

Con este enfoque, un grupo de ingenieros de la Carnegie Mellon University, representados por el Soft Machines Lab y el Morphing Matter Lab, ha desarrollado el proyecto Electro Dermis. Se trata de un sistema de fabricación que simplifica la creación de dispositivos electrónicos portátiles que son cómodos, elásticos y totalmente sin ataduras.

”Imaginamos un futuro en el que la electrónica pueda estar unida temporalmente al cuerpo (como vendas o máscaras de fiesta), pero funcional y estéticamente agradable. Describimos nuestro sistema en detalle, junto con ejemplos ilustrativos, que esperamos que los investigadores y profesionales puedan aprovechar.” dijo Morphing Matter Lab en un comunicado.

Mientras que la tecnología actual de desgaste es rígida y se usa como un reloj o se implanta para un monitoreo más permanente, Electro Dermis representa una nueva ola de avances en parches electrónicos para la piel que son elásticos y se adaptan al cuerpo.

El grupo de Carnegie Mellon, liderado por Eric Markvicka y Guanyun Wang, quería hacer un dispositivo que involucre no solo un sensor, sino componentes para el procesamiento de la señal, la comunicación inalámbrica y la energía. Para lograr esto, utilizaron chips electrónicos rígidos que se fijan en puntos clave del cuerpo pero unidos por un cableado eléctrico de cobre flexible para hacer circuitos.

Fabricaron el cableado a partir de láminas de cobre cortadas en forma ondulada y serpentina para permitir que se doblen. Los circuitos blandos se colocan entre una tela de mezcla de Spandex y una película adhesiva de grado médico para pegarlos al cuerpo. También son altamente personalizables, gracias a un software especialmente desarrollado, y reutilizables, porque la capa adhesiva puede ser reemplazada.

”Creemos que Electro Dermis ofrece un enfoque complementario al mundo de los wearables, uno que valora la noción de impermanencia (es decir, lo opuesto a los tatuajes e implantes), que se adapta mejor a la naturaleza dinámica del cuerpo humano.” dijeron Eric Markvicka y Guanyun Wang.