El estudio de arquitectura sueco Petra Gipp Arkitektur ha proyectado una larga y angosta casa que se desparrama entre un bosque de pinos en un terreno ubicado a pie de barranco que mira hacia el sur del archipiélago de Estocolomo. Este es el escenario natural de la casa Örnberget, una vivienda de vacaciones a la que se accede desde el norte del terreno que se proyecta hacia el océano.

petra-gipp-arkitektur-ornberget-spine-precipice-catalogodiseno-8

planta de emplazamiento

Desde el acceso, una generosa escalera media modera la empinada pendiente orientada hacia el sur. Las escaleras siguen un muro de hormigón que forma la columna vertebral de la estructura, y conducen al visitante hacia abajo entre la pared de hormigón a un lado y un volumen de madera en el otro.

Villa Örnberget, Petra Gipp Arkitektur

La escalera deja al visitante en un vacío entre el muro de hormigón, proporcionando una visión del jardín hacia el otro lado. El paseo continúa a lo largo de la pared cerrada, hacia las vistas fugadas y el agua en el horizonte, ahora flanqueado al oeste por la hilera de árboles de pino. Una segunda abertura en la pared presenta la entrada de la casa y se extiende a través de un pasaje a través de ella.

Villa Örnberget, Petra Gipp Arkitektur

Dentro de la casa, la pared de hormigón serpentea más abajo en el terreno estrecho hacia el agua, y va formando baños, espacio de almacenamiento y una chimenea. Reunidos en torno a esta columna de concreto, los volúmenes de madera quedan justo por encima del suelo. Estos interactúan con el jardín, empujando los espacios interiores hacia el paisaje rural y creando espacios exteriores protegidos del viento. El espacio interior de cada habitación de madera se proyecta hacia el cielo a través de un claraboya.

Villa Örnberget, Petra Gipp Arkitektur

Villa Örnberget, Petra Gipp Arkitektur

Villa Örnberget, Petra Gipp Arkitektur

Villa Örnberget, Petra Gipp Arkitektur

sektion 1_100 _ Drawing

sección longitudinal

studie plan 0 1_100 _ Drawing

planta general