Los diseñadores Lorenzo Vega y Vicente Quintana, junto al publicista Cristián Senno – todos de nacionalidad chilena – son los fundadores de Pongo, una familia de mobiliario ensamblable y asequible, diseñado especialmente para espacios reducidos. La colección inaugural, compuesta por una mesa de centro, un escritorio y un soporte para maceta, incluyen piezas de madera contrachapada que se encajan para configurar un sistema completado por complementos que amplían las posibilidades de uso.

”Pongo fomenta un estilo de vida práctico basado en observaciones del mundo cotidiano, tomando referencia de la forma japonesa de solucionar problemas.” dice el trío chileno y agregan: ”Además de la simpleza, nos interesa que las soluciones incorporen un factor lúdico, ya sea en la etapa de armado o de uso.”