El estudio español Puig Migliore presenta ”Grada”, una colección de sillas y taburetes que tiene como objetivo reivindicar el uso de un material económico y poco apreciado dentro del mercado del diseño y la manufactura de muebles de autor como es el MDF. El proyecto trata de hacer accesible el producto a diferentes tipos de mercados.

Partiendo de un material con un grosor constante, se proyecta un perfil ergonómico en dos dimensiones, que se somete a una repetición gradual para ser cortado a control numérico y así, poder generar un volumen en tres dimensiones.

En el caso de la silla, el desplazamiento de cada uno de estos perfiles genera un juego de sombras que enfatiza el movimiento continuo. El taburete amplifica esa sensación de movimiento con las cuatro patas entrelazadas entre sí, dando una sensación de continuidad, como un ciclo perpetuo.