El estudio argentino Quaranta & Coraglio Arquitectos ha completado este edificio de propiedad horizontal de 5 pisos ubicado entre dos de los llamados Barrios tradicionales de Córdoba: Alta Córdoba y Cofico.

Dichos barrios cuentan con un tejido conformado mayoritariamente por casas modernas del siglo XIX y principios del XX. En ellas se reconoce un usuario urbano, que pasa gran parte del día fuera de su casa y que a su regreso valora contar con un espacio generoso, iluminado y personal. Por ello, para diseñar el edificio Casa 40 se tomó como premisa generar espacios comunes completamente abiertos que promuevan una mejor vida en comunidad.

El acceso al edifico, únicamente peatonal,  es a través de un cerramiento de chapa plegada en forma de Z de dos colores que, según la dirección en que se transite, se ve amarillo o negro, otorgando un carácter lúdico y dinámico. Del otro lado, aparece una planta baja libre, generando gran amplitud visual y espacial, que conduce a un espacio central de circulaciones verticales y horizontales que tiene como protagonista una contrastada escalera amarilla al aire libre. Este elemento es ”la gran vedette” del lugar que reemplaza el núcleo típico cerrado, oscuro e impersonal, por uno abierto que explota en múltiples direcciones, y deja entrever la estructura interna de un conjunto habitacional que aspira a convertirse en vecindario en altura.

El núcleo de circulación interno de escaleras ejecutadas en metal desplegado, unen dos cuerpos separados por un patio interior de circulación, organizando la estructura tipológica del edificio que se desarrolla en un lote de 9 x 41m.

Dichas tipologías se resuelven con una misma matriz en los primeros tres pisos con departamentos de un dormitorio,  y cambian en los dos últimos pisos con departamentos frentistas de 2 dormitorios que, al retirarse 6 metros, incorporan una terraza urbana, tradicional en las casas del Barrio. Además,  el edificio se retira 3 metros para que el patio principal se hermane con los patios vecinos, permitiendo visuales hacia diferentes puntos en cada uno de sus niveles  y ventilando todo el conjunto desde el  interior.

El ingreso de los departamentos se produce a través de balcones, como transición entre lo público y lo privado, generando un tamiz de intimidad en los departamentos.

Por último, la elección de materiales y colores responde a la búsqueda una armonía e impacto visual.  Por ello se eligió el hormigón visto para el ascensor, las carpinterías de aluminio negro,  pisos de cemento alisado,  revestimiento texturado, perfiles metálicos, metal desplegado, chapa semilla de melón y ladrillo de hormigón negro.

planta nivel de calle, planta pisos 2 y 3, planta piso 4 y 5

sección longitudinal