La diseñadora estadounidense, radicada en Holanda, Rachel Griffin ha dado forma a este jarrón en forma de U que surge como resultado de una exploración de la relación entre las técnicas de producción digital y analógica. La fundadora de Earnest Studio diseñó el jarrón ”Kink” en el software digital Rhino para luego utilizar un método de fundición por deslizamiento. El jarrón de doble boca, llamado así por las dos curvas cerradas que crean su sugerente forma humanoide, ha sido producido en porcelana azul, rojo óxido y blanco tiza.

El trabajo de Rachel Griffin aplica temas de modularidad y multiplicidad a un espectro de proyectos, que van desde la teoría hasta producciones en serie, siguiendo una fascinación por estructuras simples y flexibles con una actitud franca hacia el material.