Con el impuso de la organización Recycled Island, la ciudad de Rotterdam, en Holanda, acaba de inaugurar un parque flotante hecho de desechos recuperados del río Nieuwe Maas justo antes de llegar al Mar del Norte, que tiene el objetivo de ilustrar que el plástico reciclado de las aguas abiertas es un material valioso. El paisaje flotante de 140 metros cuadrados que presenta el ”Recycled Park”, comprende una serie de bloques hexagonales hechos totalmente de desechos de plástico reciclado. Además de su impacto ambiental positivo, el parque es beneficioso para el ecosistema del río, ya que ofrecen un hábitat para la micro y macro fauna, incluidos los caracoles, platelmintos, escarabajos y peces.

”El plástico recibe un nuevo valor como capacidad flotante para entornos verdes. Los parques flotantes son una ventaja para la ciudad de Rotterdam, pero también cumplirán un papel ecológico en el agua del río. Los bloques de construcción están diseñados de tal manera que no solo pueden hacer crecer a la naturaleza en la parte superior de los bloques, sino que también en el agua la nueva vida tendrá su exclusiva existencia. La parte inferior de la plataforma tendrá un acabado áspero donde las plantas pueden tener suficiente superficie para crecer y pescar un lugar para dejar sus huevos.” dijo Recycled Island en un comunicado.

En colaboración con el municipio de Rotterdam, la organización cuyo objetivo es la recuperación de los desechos encontrados en los ríos y desembocaduras de los ríos y la reutilización sostenible de estos plásticos, ha desarrollado las estructuras verdes flotantes para estimular una mentalidad de ecología en el puerto de la ciudad. La vegetación nueva puede crecer en los bloques de construcción con forma de hexágono, mientras que las aves, los peces y los microorganismos encuentran alimento, un caldo de cultivo y refugio en el parque flotante.

La propuesta es una iniciativa de WHIM Architecture y la Fundación Recycled Island en colaboración con la Municipalidad de Rotterdam, y HEBO Maritiemservice. El municipio de Rotterdam tiene el deseo de realizar más áreas verdes y este parque flotante puede tener un papel importante en este desafío. Los plásticos en el río Nieuwe Maas son relativamente nuevos y, por lo tanto, tienen un buen potencial de reciclaje. La Universidad de Wageningen investiga la mejor técnica de reciclaje.