El temperamento relajado y la temperatura cálida de Chengdu convierten a la ciudad en un imán del turismo en el suroeste de China. Ahí, el Restaurante hotpot se ha convertido en sinónimo de Chengdu, que no solo es una cultura gastronómica, sino también un estilo de vida de ocio. A finales de 2018, MUDA Architects recibió el encargo de renovar el restaurante Garden Hotpot. El proyecto está ubicado en el suburbio de Chengdu, que se conoce como “pulmón verde de Chengdu”, con condiciones naturales únicas y recursos ecológicos.

MUDA Architects aprovecha esta oportunidad para integrar la cultura del hotpot con un entorno ecológico natural, creando un restaurante que respeta la ecología original y en línea con el estilo de consumo moderno.

El restaurante ”Garden Hotpot” está ubicado en el interior del municipio de Sansheng, rodeando un estanque de lotos, escondido en un bosque de eucaliptos. Para crear un entorno de comedor cómodo y cercano a la naturaleza, MUDA decidió eliminar la escala arquitectónica, dejando de lado las paredes, utilizando solo pilares y tablas para ocultar ligeramente el edificio en el bosque. De este modo, el edificio se fusiona con el medio ambiente, combinando personas con la naturaleza.

La construcción se forma a lo largo del lago, se parece a los vapores y humos de las ollas en ebullición que se encrespan entre los pilares y los árboles, que forman un entorno suspendido. Las columnas delgadas en la dirección vertical están distribuidas uniformemente en ambos lados, y la curva libre de la losa de cubierta forma varios marcos de visualización transparentes, de modo que se pueden apreciar diferentes vistas durante todo el proceso de caminar.

En total, el edificio tiene una circunferencia de 290 metros, con una altura de 3 metros, y el ancho varía según el entorno natural. La plataforma está hecha de madera anticorrosiva y el techo está hecho de chapa de acero galvanizado, recubierto con pintura de fluorocarbono blanco, que complementa el entorno exuberante que lo rodea.

Se utiliza una serie de columnas de acero con un diámetro de 88 mm como estructura de soporte, que se mezcla con los troncos rectos de los eucaliptos y desaparece en la naturaleza. La barandilla de madera curvada a orillas del lago está construida para que los clientes disfruten de las vistas y desdibujen los límites del lago, lo que acerca a las personas a la naturaleza.

El entorno natural del terreno es hermoso pero complejo. Se deben conservar decenas de árboles de eucalipto, y presenta una pendiente máxima de casi 2 metros. Para respetar el entorno natural y minimizar la intervención humana en este sitio natural, MUDA realizó un mapeo manual y el edificio fue diseñado de acuerdo con la ubicación de los árboles de eucalipto y el lago. Además, la curva libre de la cubierta está diseñada de acuerdo con las características y la función de este entorno.

concepto