El estudio chino Linehouse ha completado un restaurante de Dim sum, un estilo de cocina china preparada en pequeñas porciones de comida servida en pequeñas cestas o platos, en Hong Kong que toma como referencia estética, la vida de un pionero intercultural, pero también hace referencia a una cantina china retro en el este de Londres.

El restaurante lleva el nombre de John Anthony, el primer hombre nacido en China que se naturalizó como ciudadano británico, en 1805. Anthony trabajó para la Compañía de las Indias Orientales en Limehouse, en el extremo este de Londres, donde su trabajo era proporcionar comida y alojamiento a los marineros chinos que llegaban. Linehouse exploró los materiales que Anthony mismo habría encontrado en su viaje: azulejos esmaltados a mano, terracota, telas teñidas a mano y tejidos de mimbre hechos a mano.

“El diseño se basó en el viaje de John Anthony, explorando la fusión de estilos arquitectónicos y materialidad entre el este y el oeste, así como la arquitectura colonial borrosa con detalles orientales, para crear un salón de té británico convertido en cantina china”, dijo el cofundador de Linehouse, Alex Mok.

Para ingresar al restaurante, los clientes de John Anthony bajan por una escalera de metal blanco retroiluminada con vidrio difuso. La entrada ofrece un indicio del interior del suelo de terrazo verde lima y el techo arqueado de triple altura, revestido con azulejos de color rosa. El comedor principal pretende reinterpretar los almacenes de los muelles de Londres con un techo abovedado. Los pisos de esta sala principal están pavimentados con baldosas de terracota recuperadas de casas abandonadas en la China rural.

La fusión de la cantina china y el diseño colonial se refleja en los detalles de la barra de madera con vitrinas de vidrio, muebles de mimbre y telas de flores doradas y color granate. Una colección de tubos de vidrio que contienen ginebras infundidas con ingredientes botánicos que se encuentran a lo largo de las rutas de especias, cuelgan sobre la barra. En la pared sobre la barra, los enclaves en forma de arco exhiben una colección extensa de ginebra.

Una estructura de metal blanco, que recuerda al techo de un almacén industrial, cuelga del techo con lámparas de tubo de madera, a medida, suspendidas. En el comedor, luces de cobre martilladas se alinean en las paredes.

Más allá de la sala principal, una serie de espacios arqueados permiten una cena más íntima. Los arcos están revestidos con azulejos verdes y azules hechos a mano y vistas del marco de la cocina. Cortinas de color turquesa pemiten crear privacidad en las áreas principales del restaurante.

Un comedor completamente privado en la parte posterior del restaurante presenta azulejos impresos a mano con ilustraciones a gran escala de productos comercializados entre los británicos y los chinos en el siglo XVIII, como amapolas medicinales y animales exóticos. Detrás del bar, una habitación presenta nichos con motivos florales, divididos por cortinas de lino color crema que cuelgan de un riel de cobre.

Los tocadores montados en cobre personalizados se colocan sobre los lavabos y los tubos de plástico reciclado se alinean en el techo de los puestos de baño. Las ventanas circulares en las puertas del baño también hacen referencia a los barcos de la Compañía de las Indias Orientales.

Además de esta fusión de diseño este-oeste, el esquema interior se guió por la sostenibilidad, que también se refleja en la comida y las bebidas que se sirven en el restaurante. Los menús y los posavasos están hechos de papel y plástico reciclados, las baldosas del piso son recuperadas y los materiales se obtienen de forma sostenible.