El diseñador y arquitecto de interiores libanés, Richard Yasmine presenta ”Ô-Cult”, un contenedor que funciona como un santuario de agua encargado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia para la Triennale di Milano 2019. Se trata de un proyecto de diseño social relacionado con el uso del agua para la exposición titulada “Las formas del agua”.

”Como el agua es cada vez más escasa, cada vez más valiosa debido a los problemas medioambientales como el calentamiento global, la contaminación, los cambios climáticos, etc., nuestro concepto es crear una fantástica caja fuerte para el agua tomando la forma de una mascota-genio que imita el auténtico tipo de recipientes para líquidos.”

”Descendiendo desde el período neolítico hasta la antigua época romana pasando por nuestro patrimonio, pero definitivamente en una silueta contemporánea con múltiples materiales. Además de la forma, proporciona un grifo, utilizando todo el conjunto de piezas como un útil dispensador de agua.” dijo Richard Yasmine.

El concepto de “Ô-Cult” (el santuario de agua) inspirado en el movimiento Memphis se basa en la combinación de varias funciones que funden el jarrón con la fuente, utilizando materiales nuevos y antiguos. El vientre o cuerpo de la pieza está hecho de acero inoxidable cubierto con terracota con manillas de latón ennegrecido duplicados para acentuar la imagen de un frasco, cubierto con un casco de pintura roja brillante en acero inoxidable que imita una misteriosa forma de cabeza de animal como un reflejo de las míticas máscaras de piedra de animales o héroes que se usaban anteriormente en fuentes antiguas.

Incorporando un embudo de color turquesa o una pipeta enorme en la cabeza que simboliza realmente la recolección de agua de lluvia, la cabeza se puede voltear para recrear una vieja ánfora o cuenco con también 2 orejas o asas grandes, totalmente artesanales.

Fetiches, hechos de borlas de yute natural y latón ennegrecido, la apariencia excéntrica en general crea un tótem de culto humorístico eufórico hasta ahora, un fenómeno oculto capaz de conceder deseos cuando es convocado.