El estudiante británico Rocky Brooks se acaba de graduar de la Universidad de Northumbria, en Inglaterra, con el diseño de una cama para perros de embalaje plano y completamente reciclable pensada en reducir los costos en los centros de rescate y adopción animal. La cama llamada ”Dog Goes Here” o ”El perro va aquí” está hecha de cartón y puede ensamblarse fácilmente en tres simples pasos.

”El producto ofrece una alternativa a las camas de plástico para perros que se usan actualmente en la mayoría de los centros de rescate de mascotas del Reino Unido, que requieren una limpieza regular y a menudo se dañan por perros ansiosos o estresados. Esto significa que deben eliminarse regularmente.” explica el recién graduado.

La cama está cortada, doblada e impresa a partir de una sola pieza de cartón reciclado, y viene con una funda de papel totalmente reciclada que se retira y desecha antes del ensamblaje. Su naturaleza de paquete plano también hace que el producto sea fácil de almacenar, mientras que tres tamaños diferentes aseguran que todos los animales tengan un lugar adecuado para dormir.

Según las cotizaciones de los fabricantes, se estima que la cama de cartón cuesta más de cinco veces menos que una cama de plástico normal, en producciones sobre 1.000 unidades. Para los centros que albergan hasta 50 perros a la vez, el costo de reemplazar estas camas cada pocos días, o incluso horas, puede sumar una cantidad considerable.

La higiene y los costos son de importancia crítica en los centros de rescate animales que dependen de donaciones y fondos externos para funcionar. Esto incluye la dotación de personal, el funcionamiento diario de las instalaciones y, lo más importante, el equipamiento.

La cama para perros hecha de cartón reciclado se exhibió en New Designers 2019, un programa de difusión y vinculación que reúne a más de 3.000 mentes creativas y radicales bajo el mismo techo para lanzar a la próxima generación de pensadores, creadores y disruptores a la escena del diseño del Reino Unido.