El arquitecto español Román Izquierdo Bouldstridge ha reformado un departamento al interior de un edificio de los años sesenta situado en la antigua parcela del Camp Nou, en el barrio barcelonés de Les Corts. El piso tiene una superficie de 83 m2 y está situado en la segunda planta del edificio en una posición que disfruta de las verdes vistas de un parque mientras recibe luz natural del sol de la tarde.

roman-izquierdo-bouldstridge-departamento-de-andrea-catalogodiseno (8)

La planta original del ”Departamento para Andrea” presentaba una organización recintual marcada por una fuerte compartimentación de habitaciones articuladas por pasillos y tabiques separadores. La luz solamente incidía en las estancias que daban a fachada, relegando al resto de la vivienda una pobre iluminación y ventilación natural. La relación entre las diferentes estancias era prácticamente nula, dando lugar a un interior lúgubre y fragmentado con mezquinas vistas al parque.

Presentación1

planta original

Presentación1

planta remodelada

Desde un inicio, una premisa muy clara era la de abrir al máximo el espacio, concibiendo la totalidad de la vivienda como una única habitación volcada al parque. Dos grandes aberturas de carpintería de aluminio lacada en negro focalizan la mirada del interior al exterior desde prácticamente la globalidad del apartamento, actuando como un marco de fondo. Dicho efecto da lugar a un baño de luz natural en la profundidad de la vivienda, generando una cálida sensación de amplitud.

roman-izquierdo-bouldstridge-departamento-de-andrea-catalogodiseno (12)

Un juego de relaciones visuales en diagonal a través de una gran puerta corredera da origen a una rica relación espacial entre las diferentes estancias. Se crea un único espacio fluido mediante la unión de las franjas de vestidor-dormitorio-estudio y comedor-estar-terraza. Las acciones de la vida cotidiana se suceden de una manera natural, respondiendo a las necesidades del usuario en cada momento. La flexibilidad que aporta la puerta corredera también permite separar la zona de día de la zona de noche, generando la posibilidad de dar mayor privacidad al dormitorio.

roman-izquierdo-bouldstridge-departamento-de-andrea-catalogodiseno (11)

La presencia del color blanco en sintonía con la luz natural da origen a una sutil variedad de tonalidades y sombras que contrasta con la calidez de la madera del mobiliario y el pavimento. Dos alfombras de mosaico hidráulico interrumpen la continuidad del parquet, aportando dinamismo al pavimento de la vivienda mediante la utilización de un material tradicional. Al mismo tiempo, el verde de las plantas invita al parque a entrar al interior del apartamento, estableciendo un diálogo con la naturaleza.

roman-izquierdo-bouldstridge-departamento-de-andrea-catalogodiseno (7)

roman-izquierdo-bouldstridge-departamento-de-andrea-catalogodiseno (1)

roman-izquierdo-bouldstridge-departamento-de-andrea-catalogodiseno (9)