En el patio de esculturas del Museo Caraffa, en Córdoba, Argentina, la artista Romina Castiñeira diseñó una estructura que parece estar inconclusa, un volumen virtual que puede atravesarse, exacerbando la condición espacial del adentro y del afuera para que las personas tengan una experiencia de pasaje. La obra procura generar una condición de cobijo, de límite, de instancia intermedia entre interior y exterior, de habitabilidad.

”Zona Virtual” acciona también sobre otros principios como la tendencia natural de la percepción humana a completar formas, ya que, en rigor, no es un cubo sino partes de uno. Es un dibujo virtual-analógico que define el espacio. Además, es una escenografía urbana.

Tal como narra la artista, la obra fue pensada para el patio de esculturas del Museo Caraffa en el marco del Premio Escultura Olmos-CIMCC.

”Lo diseñe específicamente para ese contexto y en función del uso que se da a ese espacio. Asimismo lo visualicé como una oportunidad para producir una obra en el espacio público. Sobre todo porque me interesa la espacialidad y la experiencia sensorial de quienes vivencian la obra. Es como una escenografía urbana, comprendiendo esto como los espacios que las personas habitan.”

Desde 2012 Romina Castiñeira esta estudiando y produciendo esculturas que son espacios para ser vividos, imaginándolos como un lugar de encuentro y en ocasiones como sitios de referencia que interrogan ¿dónde contienen espacio vacío las esculturas? ¿adentro o afuera?