La diseñadora canadiense-iraní Roya Aghighi ha creado ropa hecha de algas que convierten el dióxido de carbono en oxígeno a través de la fotosíntesis, como una alternativa más sostenible a la moda rápida. El proyecto de ”Biogarmentry” -o ”Bioprendas”- está diseñado para abordar el aumento drástico del impacto ambiental de los desechos textiles y la contaminación del aire.

El proyecto emplea los campos de la biología sintética y el diseño como una forma de abrir posibilidades para el futuro de la moda. Biogarmentry también explora qué lugar debe tener el diseño en nuestra relación con los seres vivos.

El trabajo consiste en una serie de intervenciones en busca de crear un tejido vivo biodegradable capaz de crear fotosíntesis. Con la ayuda de un grupo de científicos de la Universidad de Columbia Británica, Roya creó la primera prueba de concepto para la supervivencia de las células vivas fotosintéticas en tejidos naturales, como diferentes tipos de fibras basadas en celulosa y proteínas.

El resultado es un textil 100% natural y biodegradable. Tanto totalmente compostable como, lo que es más importante, mientras viva, el material trabajará para purificar el aire a través de la fotosíntesis.

Dado que el ciclo de vida del textil fotosintético vivo depende directamente de cómo se cuida, el trabajo desafía nuestra relación actual con la ropa, al tiempo que actúa como un catalizador para el cambio de comportamiento. La bioindumentaria viene con instrucciones de cuidado exclusivas para ayudar al usuario a mantenerla viva, lo que fomenta un cambio de las percepciones actuales de la moda y cómo la tratamos.

”En este mundo donde las prendas son seres dependientes, construimos una relación más íntima con nuestra ropa al cuidarla.” dijo Roya Aghighi y agregó: ”La bioindumentaria tiene como objetivo introducir un posible futuro para los textiles al adoptar enfoques activos hacia el cambio y también explora la aplicación de la biología en el diseño para provocar el pensamiento y facilitar nuevos roles e ideales para el diseño.”