En Pamplona, España, el estudio local RUE space ha transformado un estrecho, oscuro y compartimentado ático situado en el casco antiguo de la ciudad, en un departamento luminoso y dinámico animado por la textura de reflejos y materiales. Con sus 57 m2, la Casa 77 presentaba una distribución programática intrincada dramatizada por la oscuridad de un espacio con pequeñas ventanas que enfrentaban un mesquino patio de luz.

rue-space-casa-77-catalogodiseno (1)

arriba: planta original / abajo: planta intervenida

La intervención propuesta ofrece fluidez espacial en un plan que considera zonas de día (sala de estar, cocina, comedor) y la zona de noche (dormitorio) en los extremos, hacia la calle y al patio, respectivamente. Cada una se une a un pasillo que aglutina los servicios esenciales de la vivienda (baño, bodega, lavandería).

rue-space-casa-77-catalogodiseno (10)

Con el fin de maximizar la entrada de luz natural, se abren claraboyas en la cubierta en todas las habitaciones de la casa, incluyendo el baño, lo que construye una nueva nueva tensión vertical. El tratamiento material de la casa alterna el uso de tablas de madera en los pisos, paredes y techos y cerámica blanca en las áreas de servicio que aumentan la sensación de luminosidad.

rue-space-casa-77-catalogodiseno (9)

El pasillo original ha resultado ser uno de los espacios más importantes para la nueva configuración espacial de la Casa 77. ”Aunque a menudo los pasillos resultan espacios infravalorados pese a su indudable necesidad, resultando anodinos y oscuros, un pasillo también supone la oportunidad de crear un espacio atractivo y dinámico, mediante un tratamiento de materiales, texturas e iluminación adecuados.” comenta RUE space.

rue-space-casa-77-catalogodiseno (11)

rue-space-casa-77-catalogodiseno (6)

rue-space-casa-77-catalogodiseno (3)

sección longitudinal


rue-space-casa-77-catalogodiseno (5)

rue-space-casa-77-catalogodiseno (7)

rue-space-casa-77-catalogodiseno (12)