El estudio indio Samira Rathod Design Associates ha completado esta escuela levantada con elementos de terracota y techos abovedados. El proyecto bautizado como la ”Escuela de arcos de baile”, está rodeado de campos de tabaco cerca de la ciudad de Bhadran, en el estado indio de Gujarat. La escuela se concibió como una serie de módulos separados conectados a través de un largo corredor con arcadas, creando una variedad de encuentros espaciales en todo el campus.

“El diseño de la nueva escuela creció orgánicamente como una serie de aulas que bailan a través de los árboles, encontrando nichos, grietas y hendiduras, proyecciones, puentes habitados, cajas y entrepisos”, dijeron los arquitectos.

Todos los bloques de clases siguen la misma estructura, albergan dos habitaciones separadas por un pasillo central. Estas unidades se ubican al norte del terreno, mientras que al sur hay una oficina y un espacio para el templo.

Dentro de las aulas, las vigas anguladas del techo están montadas a horcajadas sobre arcos y algunas quedan abiertas para crear tragaluces. Revestidos para parecer lisos por dentro, estos arcos forman lo que los arquitectos describen como un “paisaje juguetón de ladrillos rotos” en el techo.

El corredor principal es un espacio largo de dos pisos, ligeramente torcido, rematado por secciones de un techo abovedado irregular. Está abierto al paisaje circundante a través de una serie de aberturas arqueadas desiguales a nivel del suelo y aberturas cuadradas arriba. Basándose en la naturaleza “laberíntica” de la ciudad de Bhadran, este corredor tiene la intención de inspirar a los estudiantes a explorar y “deambular”, con la experiencia espacial de la escuela que va más allá de las aulas mismas.

En todo momento, la terracota se ha utilizado como material primario para ladrillos, tejas, pisos y otros acabados, para unificar todo el proyecto. Obtenido de un horno cercano al proyecto, la materialidad representa el amor por la mano de obra del pueblo y la artesanía que traen consigo lo que le da al edificio su inmaculada semántica y precisión.

“Las sombras oscuras y nítidas de los arcos irregulares en el corredor, el suave resplandor de la mandarina a través de las bóvedas torcidas y los rayos de luz a través de las rendijas y tragaluces en las aulas se suman a la experiencia, generando intriga”, dijo Samira Rathod Design Associates.

planta baja

planta alta