Los emojis parecen estar experimentando una rápida evolución en los últimos años y el gigante tecnológico Samsung es probablemente el nuevo referente con su ”emojiman”, un avatar de realidad aumentada que transforma al usuario en un personaje animado, mitad emoji y mitad humano. Con el reciente lanzamiento del smartphone Galaxy S9, Samsung decidió compartir cómo dieron vida a esta revolucionaria función.

Para hacer esto, Samsung se centró en la tecnología de la cámara buscando la manera de rastrear las expresiones de las personas. ¿El resultado? una cámara que cuenta con tecnología de reconocimiento facial y la capacidad de producir una representación 3d y rastrear más de 100 características faciales. La cámara funciona mediante la captura de emociones individuales utilizando un algoritmo de aprendizaje automático basado en datos.

Para lograr este resultado, Samsung realizó más de 100 pruebas cada semana para garantizar que la nueva función funcionara tan bien como pretendía. Utilizando una tecnología de reconocimiento facial conocida como “formas de combinación”, los usuarios también pueden combinar múltiples expresiones en base a 75 expresiones básicas. AR emoji es el producto final que es básicamente un personaje de ti mismo que se puede reír, llorar, guiñar, enojarse, etc.