Los premios DBA Design Effectiveness Awards son los galardones británicos que celebran y demuestran cómo las asociaciones entre marcas y diseñadores pueden ser poderosas, impactando de manera positiva en la vida cotidiana de un gran numero de personas. Este año la máxima condecoración del evento anual, el Grand Prix, ha sido entregado a un cepillo de dientes desarrollado para el mercado rural de la India.

El cepillo de dientes Sensodyne Daily Care utiliza un 45% menos de material que los cepillos de dientes estándar y se vende por solo 30 peniques. Fue creado por la consultora de diseño del Reino Unido DCA para ayudar a la compañía farmacéutica multinacional GlaxoSmithKline a establecerse en este mercado incipiente.

El objetivo principal del proyecto era proporcionar a las personas con dientes sensibles en la India rural el acceso a las cerdas suaves de sensibilidad de la marca Sensodyne y la gama de pastas dentales especializadas. Por su parte, GlaxoSmithKline también quería lograr una participación de mercado significativa entre una población cuya conciencia sobre la salud oral está aumentando, pero cuyo bajo ingreso familiar significa que el precio es una barrera importante.

“Para persuadir a los consumidores objetivo de comprar la marca Sensodyne, el desafío era crear un cepillo de dientes que se vendiera a un precio asequible de no más de 30 rupias (aproximadamente 30 peniques)”, dijeron los creadores del cepillo de dientes. “El enfoque estratégico del proyecto se definió al encontrar una forma de bajo costo para diseñar y fabricar un cepillo de dientes, sin comprometer la calidad”.

El proceso de diseño se centró en identificar posibles eficiencias en el proceso de fabricación que permitirían que el cepillo de dientes sea lo más rentable posible. De este modo, la cantidad de material utilizado para el mango se minimizó, lo que hace que el producto de peso pluma sea más eficiente para producir y transportar. El peso total de solo 9.4 gramos es más de siete gramos menos que el estándar de la industria.

El grosor mínimo y constante del mango de plástico también lo ayuda a enfriarse más rápidamente en el molde, lo que permite un ciclo de fabricación que es un 37% más rápido que el de un cepillo de dientes típico. Los ahorros de costos resultantes del enfoque de diseño holístico se transfieren al consumidor en el punto de venta y ayudan a persuadir a los propietarios de pequeños locales rurales para que almacenen los cepillos de dientes.