El estudio de interiorismo Miriam Barrio ha finalizado este Sexshop de carácter fresco y descarado, estilo Pop y Op Art que basa su concepto en la figura de la mujer. Ubicado a pie de calle, al interior de un antiguo edificio de Barcelona, ”Delicatessen XX” permite vivir una experiencia a través de un recorrido sinuoso, con diferentes formas y volúmenes dispuestos a lo largo del local.

A medida que lo recorres experimentas la transformación de sus formas y del espacio, un efecto óptico creado a través de los reflejos de grandes espejos. El mobiliario realizado completamente a medida, combina lineas rectas y curvas con contrastes cromáticos marcados.

En esta intervención en la que solo se ha podido actuar con el contenido y no en el continente, conviven vigas de madera y obra vista con figuras geométricas de colores vivos. Tanto el uso del color rosa como el de las figuras curvas hacen referencia al cuerpo de la mujer, convirtiendo la tienda en un paraíso del sexo.